Punta Alta

Intoxicación y escándalo en un viaje de egresados en Monte Hermoso

Padres de un contingente de alumnas de un colegio secundario de Punta Alta denunciaron que sus hijas fueron intoxicadas en la última noche del viaje, gestionado a través del plan provincial. Aseguran que varias de ellas terminaron internadas. Muchas familias tuvieron que viajar de urgencia a buscar a sus hijas.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Una dramática situación se vivió esta madrugada con un grupo de adolescentes puntaltenses que estaban realizando el viaje de egresados en Monte Hermoso. Según informó el sitio "El Rosalenio", siete de las alumnas fueron internadas, aparentemente con síntomas de intoxicación, mientras que otras sufrieron descomposturas y otros inconvenientes de salud.

El grupo iba a finalizar hoy su estadía en la localidad, gestionada a través del plan provincial de viajes de egresados, aunque lo ocurrido la última noche complicó los planes. 

 

 “Los chicos salieron de acá el domingo, a las 9 de la mañana. A mí me llama mi hija a las 4 de la mañana de anoche, diciéndome que estaban encerradas, en la habitación del hotel, porque afuera era un despelote. Me contó que había chicas tiradas en la calle vomitando, otras inconscientes en el baño y en la calle. Estaban esperando que lleguen las ambulancias y los doctores, para llevarlas al hospital. Aparentemente, hubo chicas que estuvieron haciendo la previa en el hotel, y vinieron otros y le pusieron alguna cosa en los vasos. Cuando fueron al boliche, las chicas se empezaron a desmayar”, relató Damián, padre de una las chicas, al sitio web de la vecina ciudad.

Cuando llegué al hotel, mi hija estaba durmiendo. Se sumaron más padres, los que podían fueron a Monte. Empezamos a sacar a los chicos, a preguntarles que había pasado, y a preguntarle, también, a la gente responsable de la empresa que fue lo que pasó”, comentó.

En la misma nota, Damián no ocultó su bronca por el manejo de la situación. Además, cuestionó la información en torno a la necesidad de contar o no con un padre referente en el viaje, algo que según ellos entendieron, no estaba permitido por contrato: “resulta que cuando llegamos allá, nos dicen que sí, que tenía que haber venido un padre con ellos. Los coordinadores no alcanzaron, el control no estuvo y los hoteles nos parecieron un desastre”.

El responsable de la menor indicó que no hubo un referente a nivel local, para el armado del viaje, sino que los jóvenes ingresaron a la página estatal correspondiente, completaron sus datos, y luego se les asignó la empresa responsable del traslado y la estadía: “Realmente es muy angustiante que tu hija te llame de Monte Hermoso, a las 4 de la mañana, diciéndote que hay gente desmayándose, sin poder moverse”, agregó Damián a El Rosalenio.

La hija de Damián, protagonista directa de los hechos acaecidos en Monte Hermoso, también contó lo sucedido a los colegas puntaltenses: “Éramos todos los sextos de una misma escuela, en el hotel. No sé quiénes son, pero hay 7 chicas internadas en el hospital de Monte. No van al mismo curso que yo, pero son de Punta Alta. Estábamos en la previa, en la entrada del hotel, y yo veía que las chicas estaban mal, algo les pusieron en la bebida. Parecían estar como borrachas, pero me di cuenta que no era solo eso, no podían mantenerse paradas. Primero pensamos que estaban alcoholizadas, hasta que vimos que se sentían realmente mal. Los coordinadores nos dijeron que vayamos al boliche igual, entonces fuimos”.

 

Luego de 20 minutos en el local bailable, ella y sus compañeras quisieron regresar al hotel, a lo que los guardias del boliche se negaron, argumentando que requerían la presencia de los coordinadores: “A algunas chicas, de ver tan mal a las otras, les dio miedo. Hubo pánico en el boliche”.

En diálogo con Radio Rosales, la mamá de otra de las alumnas se pronunció al respecto de la situación, indicando que “fue tristísimo lo que pasó. Nadie se hace cargo, ni llamaron a ninguno de los padres. Los chicos venían bien, la fiesta venía bien, pero nadie se responsabilizó. Fueron tres colectivos que salieron con chicos de sexto año de distintas escuelas. En ningún momento le hicieron análisis de sangre a las chicas, ningún coordinador llamó. La angustia que tenemos los que no pudimos viajar a buscar a nuestros hijos es terrible”.

Fuente: elrosalenio, Radio Rosales.

COMENTÁ