Héroe

Una niña se ahogó con un caramelo y un prefecto le salvó la vida

El efectivo logró que la menor de cuatro años expulse el caramelo con el que se estaba asfixiando.

COMPARTÍ ESTA NOTA

En un rápido accionar, un efectivo de la Prefectura Naval Argentina asistió y salvó la vida de una nena de cuatro años que se estaba asfixiando al atragantarse con un caramelo, en un dramático momento vivido en la ciudad de Mar del Plata.

El hecho ocurrió en el domicilio ubicado en la calle Génova al 5900 del Barrio San Martín. Una patrulla de la fuerza recorría la zona en el marco de los operativos de seguridad ciudadana, cuando los gritos de una mujer alertó a los funcionarios.

El pedido refería a una menor que se encontraba en los brazos de una madre desesperada intentando reanimarla. El estado de la menor requería atención inmediata: era victima de un ahogamiento. "Ya estaba morada cuando llegaron los prefectos", relataba una vecina del lugar.

 

De inmediato, el ayudante de segunda Federico Gauna, el cabo primero Gastón Ríos y el cabo segundo Gabriel Arrúa se acercaron al lugar y tomaron a la niña. Mientras Gauna y Ríos contenían a la mamá, que presentaba una crisis nerviosa, Arrua le practicó la maniobra de Heimlich y logró que la nena expulse el caramelo, desobstruyéndole las vías respiratorias.

Superada la emergencia, la madre llevó a su hija al hospital para una mejor atención, donde le informaron que la niña se encontraba bien gracias a la practica realizada por el prefecto. (Minuto uno)

COMENTÁ