Nacionales

Atacaron a balazos a una comunidad qom en Santa Fe: 11 heridos y 2 detenidos

Sucedió en la madrugada del lunes tras un encuentro religioso en el barrio Las Lomas de la capital provincial. "No sabemos por qué nos empezaron a disparar", dijo una de las víctimas y contó que sufren amenazas de personas que se instalaron hace tres meses en la zona.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Dos detenidos es el resultado parcial de la investigación del violento suceso que ocurrió a la salida de una iglesia evangélica de Espora y Vieytes, cerca de la 1.30. Según fuentes policiales, matones pasaron por el lugar y abrieron fuego contra los integrantes del grupo que participaba del culto religioso, resultando heridos, niños, mujeres y hombres integrantes de la Comunidad toba, que fueron trasladados a los hospitales Iturraspe y de Niños.

La Agencia de Investigación Criminal realizó los peritajes de rigor y levantó de la calle vainas servidas de calibres tipo 40 y 12 (de escopeta), mientras que dentro de la iglesia, los peritos detectaron muestras de sangre correspondiente a las víctimas.

En horas posteriores, dos hombres de 24 y 28 años fueron detenidos en el marco de la causa. Se trata de A.E.V. y R.D.V., quienes durante el miércoles serán imputados en tribunales por el fiscal de la Unidad Especial de Homicidios, Martín Torres.

 

Vecinos del lugar declararon a los medios locales que desconocían el porqué del demencial ataque armado. "No sabemos por qué empezaron a disparar. Nosotros veníamos por la calle y nos empezaron a disparar de sorpresa", dijeron.

Asimismo, aclararon que desde hace un tiempo sufren represalias de un grupo armado. "Hace rato que nos vienen amenazando, hace tres meses que se escuchan tiroteos de este lado", explicó Cornelio, una de las víctimas del caso.

"Nos amenazan con quemar las viviendas. Ahora no podemos salir más a la calle. Tenemos miedo", agregó el hombre que desde hace 23 años vive en el barrio, pero hoy no puede caminar tranquilo en sus calles. La víctima sostuvo que la balacera fue protagonizada por un grupo de al menos 20 personas, de las cuatro estaban armadas que sin mediar palabra los atacaron. "Mi hijo ahora está mejor, no podía ver porque tiene los ojos hinchados", relató otra de las víctimas del ataque, cuyo hijo se encuentra internado en el hospital Alassia.
"Anoche nos amenazaron con quemar nuestras viviendas y matar a los tobas", aseguró el hombre.

COMENTÁ