Ahorro de nafta

Otro aumento: ¿Y ahora?

Los precios de los combustibles siguen subiendo. Cómo hacer que tu próxima recarga rinda suficiente.

Cómo ahorrar en combustible.
Cómo ahorrar en combustible.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Esta semana volvió a subir el precio de la nafta, esta vez un 1,5%. Éste es el quinto aumento en lo que va del año y todavía se espera que vengan más incrementos hasta mayo, “entre el 5 y 6% faltaría y seguramente llegará a los cien pesos” es lo que confirmó Guillermo Lego, gerente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos de Argentina.

Ante estas noticias nace una nueva duda, ¿cómo hace el consumidor promedio para reducir gastos y hacer que rinda lo que carga en la estación?

Comencemos por el principio. La mayoría de los tanques de combustible se encuentran en el rango de los 45 y 65 litros (autos). Camionetas, furgones y camiones, entre los 80 litros dependiendo el vehículo. Entonces, haciendo cuentas podemos reconocer que llenar el tanque se ha vuelto algo costoso. Por ejemplo:

•El precio de la nafta súper está entre los 62 y 63 pesos, quiere decir que para llenar un tanque de 50lts necesita mínimo 3100 pesos. Sino, una camioneta del estilo Hilux, Amarok, Ranger, necesita 80 lts de diesel (72 pesos) es decir 5700/5800 pesos.

•Y si hablamos de nafta/diésel premium el valor se incrementa: un motor de 50 lts carga nafta premium, que está a 79 pesos (litro), necesita 3950 pesos para llenarse. Una camioneta que necesita diesel premium, paga 6600, dependiendo si es YPF o Axion.

 

Sabiendo estos números, podemos empezar a buscar formas eficientes de suavizar los costos de ir desde “A” a “B”. ¿Cómo?

El consumo de combustible es relativo. No son las mismas distancias que recorre un taxista, que un empleado público, que un camionero o el delivery. Depende de múltiples factores como el estilo de conducción, el clima, el camino, el tránsito, el tamaño del vehículo. Sin embargo, armamos una lista de acciones que pueden ayudar a ahorrar un poco y lograr que rinda más el tanque:

•Velocidad: mantener una constante entre 50/80 km/h. Circular a altas velocidades incrementa un 20% el uso del combustible que necesita el motor.

•Acelerar y desacelerar sucesivamente: andar acelerando continuamente en los semáforos, por apurado, hace que se consuma más rápido.

•Mantener los neumáticos con poco aire, hace que el motor trabaje demás. Mantener las ruedas infladas.

•Una maniobra arriesgada también conlleva a mayor esfuerzo del motor y por ende a la nafta.

•Dejar el auto en marcha cuando vas a un kiosco, esperás a alguien, el semáforo, consume 0,4/0,7% litros x hora. Se recomienda apagar el motor si vas a estar más de cinco minutos detenido.

•NO permanecer en la 1era marcha mucho tiempo. Pasar a segunda ni bien está en marcha, reduce las rpms (no más de 1500).

•No cargar con mucho peso el auto. Cada 25 kgs que se le agrega al vehículo, también aumenta el gasto.

COMENTÁ