En problemas

Inquilinos furiosos

Desde la Federación de Inquilinos advirtieron que el Gobierno nacional publicó el protocolo de “alerta temprana” de desalojos, pero advirtiendo que no sirve y asegurando que es un “sálvese quien pueda”. Matías Solano dijo que “en la práctica es estéril”.

Los desalojos avanzan y los inquilinos están desprotegidos.
Los desalojos avanzan y los inquilinos están desprotegidos.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Los alquileres siguen siendo un verdadero problema en todo el país y también en Santa Cruz, donde la falta de un ente controlador hace que todo se maneje con una informalidad preocupante y perjudicial, con inquilinos que van a pérdida.

Para colmo de males, la pandemia no hizo más que complicar las cosas con dificultades económicas que se presentan ante la renovación o en el “mes a mes” que generó desalojos por falta de pago.

En ese sentido, desde Nación se trabajó en un protocolo de alerta temprana para los desalojos, pero desde la Federación y desde “Inquilinos Santa Cruz” aseguran que no será de utilidad.

 

Furiosos

Mediante un comunicado de prensa, mostraron su disconformidad para con este protocolo indicando que con el protocolo de alerta temprana de desalojos “confirman una vez más no saber absolutamente nada de lo que sucede con los inquilinos o peor aún, lo saben pero prefieren no hacerse cargo”.

Según quienes representan a los inquilinos, en el protocolo queda claro que los diferentes ministerios y organismos provinciales tienen que recabar información acerca de aquellos grupos de inquilinos e inquilinas que estén en situación de desalojo siempre y cuando hayan extendido su contrato por Decreto 320 (no está vigente ya) y tengan sus contratos registrados en AFIP a pesar de que los contratos anteriores a la vigencia de la ley de alquileres (1/7/2020) no tienen que ser registrados.

No sirve

Entonces, aseguran que, sintetizando, “el protocolo es completamente obsoleto para proteger a las familias que están en riesgo de ser desalojadas”.

Sobre el tema, habló Gervasio Muñoz, presidente de la Federación de Inquilinos, quien manifestó: “Lo que más preocupa de la gestión del Ministerio de Hábitat es la falta de conocimiento acerca de la situación de 9 millones de inquilinos e inquilinas del país, los cuales muchos de ellos se encuentran completamente desprotegidos por no realizarse una sola campaña de información sobre los derechos de la ley de alquileres ni establecer ningún tipo de control del cumplimiento de la ley”.
Luego agregó que “hoy alquilar vivienda en Argentina es el ´sálvese quien pueda´ sin ninguna protección del Estado y en el medio de medidas de confinamiento y una pandemia que no da tregua”.

También habló Matías Solano, de Inquilinos Santa Cruz, quien afirmó: "Mientras la gente tiene que estar viendo cómo hacer para no quedar en la calle, el Ministerio saca un protocolo que en la práctica es estéril y contradictorio, parece una burla. En la Pcia. de Bs. As. se creó recientemente un área para atender la problemática, esperemos que en nuestra provincia de Santa Cruz se avance en el mismo sentido".

COMENTÁ