Sorpresivo

Ganancias: el Gobierno confirmó un aumento del mínimo no imponible a $300.000

El Ministerio de Economía confirmó el mínimo no imponible de Ganancias a $300.000. El mismo se hará este mes o en junio. En dos meses aumentó el 15% la cantidad de trabajadores alcanzados por el tributo.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El  Ministerio de Economía confirmó que la actualización del mínimo no imponible del impuesto se hará este mismo mes o en junio y será de $300.000. En dos meses aumentó un 15% la cantidad de trabajadores alcanzados por el tributo, por la falta de ajuste del piso salarial.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, fue quien confirmó que “el piso del impuesto a las Ganancias para los trabajadores en relación de dependencia se actualizará en función de la evolución de la inflación”. El mismo aumentará a $300.000, según informaron en el día de hoy.

Es una obviedad que se actualizará el piso a partir del cual los trabajadores en relación de dependencia pagan el Impuesto a las Ganancias en función de la evolución de la inflación”, sostuvo el ministro. Bajo el mismo marco, agregó: “Es lo que razonablemente establece la ley para que el beneficio a los trabajadores y las trabajadores no se pierda con la inflación, y es lo que el Gobierno ejecutará”.

El ministro había remarcado que se “hicieron lo mismo con el refuerzo de ingresos” para los sectores informales, decisiones que basaron en el aumento de la inflación provocada a nivel global por la guerra entre Rusia y Ucrania, en el este de Europa.

El cálculo se determina en base a la variación anual de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte), teniendo en cuenta las actualizaciones salariales acordadas durante el 2022. Los trabajadores que tengan salario bruto entre $225.936,97 y $260.580,64 tendrán el beneficio de una deducción especial.

A partir de la nueva medida anunciada hoy, evitan que un empleado con un salario bruto mayor reciban menos salario que otro con menor remuneración bruta. El Sueldo Anual Complementario (aguinaldo) quedaría “eximido” del impuesto para quienes tengan una remuneración promedio que no supere los $225.936,97 en el segundo semestre.

COMENTÁ