Contra el bolsillo

Combustible en ascenso

Con el aumento que se concretó ayer también en Santa Cruz, el litro de nafta Súper se acerca a los 70 pesos y llenar el tanque costará cuatro mil pesos en poco tiempo más. En el último año, el combustible aumentó casi un 50 por ciento.

El combustible no para de subir.
El combustible no para de subir.
COMPARTÍ ESTA NOTA

 

Santa Cruz no quedó exenta de una jornada en la cual se habló mucho de un nuevo aumento de combustible. Ayer fue del siete por ciento, pero ya hay aviso previo de un 15 por ciento en total para los próximos tres meses, por lo que el panorama a la hora de llenar el tanque está cada vez más complicado.

 

Con el aumento concretado ayer en Santa Cruz, que rondó el 7 por ciento, en Río Gallegos el litro de Súper se fue a 67.90, mientras que la Infinia alcanzó los 85.20, la Infinia Diesel 89.20 y la Ultra 77.40. Sin embargo, en lugares como Caleta Olivia y El Calafate el precio es mayor y se observaron precios como la Súper a 68.30, la Infinia a 85.10, la Infinia Diesel a 90.90 y la Ultra a 77.70.

La petrolera YPF concretó así una decisión ya anticipada la semana pasada que seguirán en las próximas horas el resto de las compañías del mercado.

"Para seguir achicando las brechas de precios entre provincias, los combustibles aumentaron un 7,9% promedio en CABA y un 6,5% promedio en el NOA (noroeste)", indicaron fuentes de la empresa.

La compañía informó que este es el primero de los tres aumentos que implementará en los próximos tres meses para alcanzar el 15% de suba anunciada y, de esta manera, no volverá a actualizar el precio en el resto del año.

Los aumentos previstos permitirán financiar un ambicioso plan de inversiones de US$ 2700 millones para este año, resaltaron los voceros.

 

MÁS DETALLES

Las demás petroleras, seguidas en participación de mercado por Raízen (licenciataria de la marca Shell) y Axion, también se aprestaban a reflejar el incremento en sus redes de estaciones de servicio.

De esta manera, desde el 19 de agosto pasado, cuando se decidió un incremento en los combustibles tras 10 meses de congelamiento por la emergencia económica y sanitaria, se registró una sucesión de aumentos que acumulan con el de hoy alzas en torno al 43% de acuerdo al producto y la marca.

El incremento de este martes fue anticipado la semana pasada por el presidente de YPF, Pablo González, y el CEO Sergio Affronti, en una presentación con gobernadores en la que anticiparon una proyección de aumentos en los combustibles del 15% de manera escalonada en los próximos tres meses.

Los aumentos en los surtidores se replicarán así en porcentajes menores en abril y mayo hasta totalizar un 15%, sin considerar el correspondiente al componente impositivo, y el valor regulado de los biocombustibles, que tienen un sendero de alza hasta mayo.

 

NO PARA

El de este martes es el cuarto aumento general de combustibles en lo que va del año, luego de los concretados el 5 de enero del 2,9% y el 16 de enero en un 3,5% promedio, como parte del reacomodamiento del componente impositivo de los combustibles, y del nuevo sendero de recuperación mensual de precios de los biocombustibles.

El tercer aumento se produjo el 1 de febrero cuando se aplicó el incremento de biocombustibles con alzas de 1% en naftas y del 1,9% en gasoil.

Luego, el 15 de ese mes YPF decidió modificaciones, tanto a la suba como a la baja, como parte de un reordenamiento que buscaba achicar la brecha de precios con la competencia y reducir la diferencia entre capitales e interiores de algunas provincias.

En los primeros días de enero, a través de las resoluciones 1/2021 y 2/2021 de la Secretaría de Energía, se fijaron nuevos precios regulados de biocombustibles destinados a su mezcla obligatoria de nafta y gasoil, lo que busca recomponer el atraso de ese precio regulado por el Estado desde diciembre de 2019.

 

Consejos para consumir menos

-Manejar con un estilo suave. Es el primero y más importante de los consejos. Acelerar y frenar bruscamente eleva el consumo de combustible de cualquier auto y en cualquier condición. Para evitarlo, es clave circular a velocidades constantes todo lo que se pueda y subir de cambio cuando el motor gire entre 2000 y 3000 rpm, excepto en condiciones de sobrepaso (en esa situación, es indispensable el rebaje).

-Usar apropiadamente el aire acondicionado. Se estima que un uso excesivo dispara el consumo hasta un 10 por ciento. Por “uso apropiado” se entiende encenderlo únicamente cuando sea necesario. En ciudad, dentro de lo posible, se aconseja apagarlo y circular con la ventanilla baja para ventilar el habitáculo.

-En ruta, la ecuación cambia: Lo que te ahorrás por no prender el aire lo gastás por tener la ventanilla baja, ya que a velocidades elevadas empeora la aerodinámica (el viento entra y hace fuerza en contra) y el motor debe hacer más esfuerzo. Para desempañar los vidrios también es clave su utilización.

-Evitar cargas innecesarias. Cuanto más peso en equipaje y ocupantes tenga que mover el auto, más tendrá que trabajar el motor y, por ende, más combustible necesitará. Dos autos iguales, en el mismo camino y en las mismas condiciones, pero con peso desparejo gastarán distinto. Otro punto clave: En lo posible, no llevar objetos en el portaequipajes porque, además de sumar peso, altera la aerodinámica.

-Mantener el auto en buen estado. Además de brindar más seguridad, realizar los servicios programados en tiempo y forma, tener el auto balanceado y alineado, y no circular con piezas mecánicas rotas o desgastadas es fundamental para que el motor no gaste de más.

-Circular con la presión de neumáticos adecuada. Es fundamental inflarlos con las libras que indica el fabricante (en el manual del auto lo dice y, generalmente, también en las puertas) para distintas condiciones, ya que no se requiere la misma presión en ciudad, en ruta o en el off-road. Los especialistas dicen que el 20 por ciento del gasto de combustible es provocado por la resistencia a la rodadura de los neumáticos.

COMENTÁ