Básquet Nacional

Segunda caída de Hispano

Hispano Americano recibió anoche a Riachuelo por la segunda fecha de la Liga Nacional de Básquet, en el Juan Bautista Rocha, que nuevamente contó con una buena cantidad de público. Sin embargo, fue derrota para los “Celestes” por 84 a 77.

Hispano luchó, pero no pudo ante su gente
Hispano luchó, pero no pudo ante su gente
COMPARTÍ ESTA NOTA

Nada peor en cualquier competencia que comenzar perdiendo. Y es lo que le tocó al equipo que representa a Santa Cruz en la Liga Nacional de Básquet.

Tras el debut con caída ante San Martín, los “Celestes” ayer también cayeron como locales, en este caso ante Riachuelo.

El equipo que dirige técnicamente Matías Huarte tendrá el desafío de levantar cabeza y encontrar la senda de la victoria en la máxima categoría del básquet nacional.

Ayer, el enfrentamiento comenzó parejo e incluso con una mínima ventaja de los “Celestes” por 20 a 19 en el primer parcial.

Parecía todo encaminado a una noche de alegría en el recinto municipal que volvió a tener buena presencia de público.

Sin embargo, las cosas en el segundo periodo se pusieron cuesta arriba para los “Celestes” ante un Riachuelo que se presentaba firme, dispuesto a batallar y con actuaciones individuales como las de Espinoza y Farmer que complicarían los plantes de los locales.

En la visita, donde había conocidos como Erik Flor y Nicolás Paletta, comenzó a notarse la confianza para posicionarse en terreno ajeno.
 

La definición

El descanso tenía una tensa calma para Huarte y sus muchachos. Charla de por medio intentaban acomodar las piezas para un tercer cuarto que los beneficie, pero eso no sería posible ante una visita decidida a complicarles la existencia.

Buenas tareas como las de Mariani y Saglietti en el “Celeste” no impedirían que la cuestión se complique aún más con un parcial en el que Riachuelo ganó por 28 a 22.

La diferencia era amplia, pero no imposible de remontar para un Hispano que daba lo mejor ante su gente.

Está claro que el sacrificio está, pero todavía hay mucho que trabajar para que esta temporada lleguen más victorias que derrotas.

Y ese equipo aguerrido y sacrificado salió a quemar las naves ante un duro rival en el final, al punto de quedarse con el cuarto por 20 a 15, pero perdiendo el juego por 84 a 77, en lo que significó la segunda derrota en la temporada.

Lo que viene

Ya pensando en lo que viene, los “Celestes” tendrán una nueva oportunidad mañana, cuando enfrenten a Platense en el Juan Bautista Rocha, siempre con la esperanza de encontrar ese triunfo que les permita ganar confianza y encaminarse en la competencia.

COMENTÁ