LIBAR

Se quedó con el uno

Se jugó la última fecha de la fase clasificatoria del Torneo de Primera Masculino de la Liga de Básquet Riogalleguense. En el partido más importante de la jornada, porque se enfrentaban los invictos y candidatos a quedarse con el número uno del grupo, Hispano Celeste venció a San Miguel SS Servicios. Los dirigidos por Matías Lugones se impusieron por 73 a 71 y se quedaron con todo. En el otro encuentro, Olympus superó a Hispano Blanco por 88 a 70. Lo que viene, las semifinales.

Vibró el parqué y también la tribuna.
Vibró el parqué y también la tribuna.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Desde hace un par de años ya que Hispano Americano y San Miguel vienen definiendo los campeonatos de Primera Masculino que organiza la Liga de Básquet Riogalleguense (Li.Ba.R.). Esta temporada, el que se metió a terciar entre hispanistas y santos fue Olympus. El Griego dejó en el camino a San Miguel SS Servicios en las semifinales del Torneo Preparación y se cargó a Hispano Americano B en el último encuentro del certamen. Ahora, en la competencia oficial de este 2021, los viejos acaparadores del juego volvieron a hacer de las suyas. Hispano Americano Celeste y San Miguel SS Servicios llegaron al cierre de la primera fase en iguales condiciones. Líderes e invictos. Además, ambos quintetos ya tenían asegurado su lugar en la pos temporada. Debían definir en qué puesto iban a llegar a los playoffs. Importante esto como para sortear rivales y empezar a allanar el camino al título.

Era un partido por demás esperado entonces. Por propios, pero también por ajenos. Es que este duelo entre el Celeste y el SS Servicios iba a ser el primero con público desde que comenzó la pandemia.

Las últimas veces que estos dos equipos se enfrentaron se sacaron chispas. Las semifinales del Torneo Oficial 2019 fueron de un dramatismo casi único. En aquel playoff, el Celeste arrancó ganando. Los entonces dirigidos por Damián Soulés le pegaron una paliza tal al Santo que lo dejaron grogui, cerca del nocaut. Después de ese encuentro, la sensación general era de que la serie se iba a terminar pronto. Que iba a haber barrida por parte de los hispanistas. El juego se mudó del Tito Wilson al CePARD y la cosa cambió. Sorprendentemente para muchos. Lo que se vio fue totalmente diferente al primer juego. San Miguel compitió y lo hizo en serio. El cambio fue radical. En el juego y, por ende, en el resultado. Contra todos los pronósticos la serie volvió a quedar igualada. Lo que vino después fue todavía mejor. En un tercer partido para el recuerdo, con suplementario incluido, San Miguel se quedó la victoria y el pase a Semifinales. En la siguiente ronda, barrió sin mayores problemas a Olympus.   

Desde entonces, y antes también, se generó una rivalidad atractiva. Así quedó demostrado el pasado domingo una vez más. La tribuna presentó un lleno total. Vale la pena recordar que la ocupación de esta fue menor a la capacidad real de la misma por cuestiones de protocolo sanitario.

En la cancha, los protagonistas estuvieron a la altura de lo que se esperaba de ellos. Del juego y del espectáculo. Fue, tal vez, el mejor partido en lo que va de la temporada. Al menos en lo que respecta a la categoría Primera Masculino de Li.Ba.R.. Durante el encuentro, Celestes y Santos se fueron intercambiando los momentos. Tanto como el dominio territorial y del marcador. Por momentos uno estaba mejor que otro. Luego, los roles se invertían.

Al cierre llegaron entonces palo a palo. A poco más de 20 segundos para finalizar el último cuarto, el cotejo estaba igualado en 71. El Santo había llegado al empate y dejado el final abierto. Emocionante. De repente, el juego se transformó en uno de dos posesiones. En la primera, Nicolás Acosta se encontró en un mano a mano abajo del aro que cambió por doble. Del otro lado, y con nueve segundos por jugar, San Miguel SS Servicios no encontró ningún hueco para tirar. La buena defensa del Celeste y la confusión del momento terminó atrapando al Santo y dejándolo sin una chance concreta a anotar.

Los hispanistas terminaron con la pelota en la mano. De igual manera con la victoria por 73 a 71. Triunfo que fue por demás festejado. Sobre el parqué del Tito Wilson sí y, afuera de este, también.           

La jornada arrancó un par de horas antes. En el encuentro que sirvió de previa, los que se enfrentaron fueron Olympus e Hispano Americano Blanco. Ambos jugaban casi para cumplir con el calendario. Y no mucho más. Es que el Griego tenía casi todo definido, su continuidad en el certamen y su lugar en la tabla final de la primera fase. Por el otro lado, el elenco alternativo de los hispanistas se sabía ya eliminado. Dicho encuentro no dejó lugar a un análisis mayúsculo. Ganó Olympus y lo hizo, como se esperaba además, por una importante diferencia. Fue 88 a 70. El que no fue parte de la acción el último fin de semana fue San Miguel Negro. Al elenco capitaneado por Lautaro Matulich le tocó quedar libre.

De acuerdo con los resultados que se dieron en lo que fue el cierre de esta primera fase, las posiciones en la categoría elite, y fundacional, de Li.Ba.R., quedaron así:

1º Hispano Celeste 8 pts.

2º SM SS Servicios 7 pts.

3º Olympus 6 pts.

4º SM Negro 5 pts.

5º Hispano Blanco 4 pts.

Lo que se vendrá, en un par de semanas nada más, son los playoffs.

Lo que no se sabe aún con precisión es si los mismos se van a jugar en serie o por eliminación directa. Esto dependerá de la disponibilidad de canchas.

Un problema que la pandemia, y la imposibilidad de utilizar los gimnasios de las escuelas, acentuó más.

En las próximas reuniones, el Comité Organizador de Li.Ba.R. tendrá que tratar y definir esto. Los cruces para el arranque de los playoffs ya están confirmados, a saber: Hispano Americano Celeste vs. San Miguel Negro y San Miguel SS Servicios vs. Olympus. 

COMENTÁ