Fútbol

River Plate y Boca Juniors empataron 1-1 en un Superclásico femenino histórico

El estadio Antonio Vespucio Liberti albergó por primera vez el encuentro y tanto Urbani como Del Trecco aprovecharon los errores ajenos para anotar los goles del partido. 

COMPARTÍ ESTA NOTA

River Plate y Boca Juniors protagonizaron este domingo una nueva edición del Superclásico femenino. Este choque resaltó de los anteriores por dos detalles: fue la primera vez que se disputó de manera oficial en el estadio Monumental y el Xeneize pidió exclusivamente utilizar la camiseta amarilla para el encuentro contra el Millonario, la misma con la que los hombres se impusieron por 1 a 0 en el cruce por la Copa de la Liga Profesional. Sin embargo, no se sacaron ventajas: igualaron 1-1Urbani y Del Trecco convirtieron los goles.

Los clásicos rivales llegaban a la quinta fecha en el torneo de Primera División con puntaje perfecto y el partido definió el liderazgo en soledad de la UAI Urquiza que aprovechó el empate 1-1 para quedar en soledad en lo más alto. La inolvidable jornada se jugó en el césped del Antonio Vespucio Liberti a puertas cerradas y con allegados, invitados y prensa acreditada en un sector de las tribunas.

La entrenadora Daniela Díaz tomó control del Millonario a principios de año después de su gran labor al mando de Belgrano de Córdoba y el arranque del campeonato fue el ideal. Este domingo tuvo por delante el mayor compromiso desde que se para frente a los bancos de suplentes y estuvo cerca de hacer que la histórica jornada en el Monumental terminara con una sonrisa para las suyas.

Del otro lado, Boca arribaba a Núñez decidida a mantener el dominio que demostró en los últimos Superclásicos que le tocó disputar. Además, a lo largo de la semana antes del partido surgió la iniciativa desde dentro del plantel de emular al plantel masculino con la camiseta amarilla y le acercaron el pedido al entrenador Jorge Martínez, que consiguió la aprobación de la dirigencia y autoridades de manera rápida.

El encuentro arrancó repleto de emociones y con los nervios lógicos del marco que se presentó en el Monumental. La paridad duró apenas cinco minutos ya que un error de Daniela Pontel permitió que Amancay Urbani quedara con la pelota en su poder sin ningún tipo de resistencia y abrió el marcador. De ahí en adelante se emparejó el trámite con llegadas de ambos lados y un momento de empujones en la mitad de la cancha, luego de que River no tirara la pelota afuera ante la caída de una futbolista de Boca.

En el inicio de la segunda mitad, el Millonario salió con la iniciativa para encontrar la igualdad lo antes posible. Ante un pase filtrado a la espalda de la defensa del Xeneize, la arquera Laurina Oliveros buscó rechazar la pelota, pero su remate impactó en una compañera y quedó en los pies de Martina Del Trecco, quien empujó la pelota a arco vacío. Las dirigidas por Daniela Díaz encontraron el tan ansiado empate y el Superclásico tomó otro color en Núñez.

A falta de 18 minutos para el cierre del encuentro, Miriam Mayorga cortó de atrás la corrida de Birizamberri y María Laura Fortunato no dudó: roja directa para la defensora de Boca que se puso a llorar una vez que se sentó en el banco de suplentes. Una decisión que cambió el trámite del partido y obligó un cambio de esquema en el cuadro visitante.

Sin embargo, la defensa del Xeneize se mantuvo firme detrás de la figura de su arquera y logró cerrar el Superclásico con un empate 1-1 que dejó a ambos equipos con 13 unidades. La UAI Urquiza, que derrotó a Defensores de Belgrano por 5-1, quedó con puntaje perfecto de 15 puntos en cinco fechas y se planta como principal candidato para quedarse con el torneo.

Fuente Infobae. 

COMENTÁ