LIBAR

Los últimos en festejar

Se definieron los campeones en los tres torneos que todavía estaban pendientes en la temporada 2021 de la Liga de Básquet Riogalleguense. San Miguel Maxwell se consagró en Maxi. Los dirigidos por Alfredo Murno cerraron un año perfecto, al ganar tanto el Torneo Preparación como el Oficial. Otro Santo fue el que se quedó con el título en Promo. Fue el equipo Sona, que recuperó así el dominio en la categoría. En Primera, Hispano Americano Celeste volvió a consagrarse campeón y a ser el mejor equipo de la ciudad.

COMPARTÍ ESTA NOTA

La temporada oficial de la Liga de Básquet Riogalleguense se hizo más larga de lo previsto. Es que, por esas cosas de la pandemia y de la falta de espacios en los gimnasios de la ciudad como para poder jugar, el Comité Organizador debió achicar su calendario. Así fue que programó los torneos de todas las categorías a una sola ronda. La idea original, entonces, era haber terminado con la competencia por los puntos en serio a principios de este mes. Con el propósito, también, de liberar tiempos y espacios para que los equipos pudieran formar parte de la Copa Ciudad. Esta, ya próxima a comenzar.

Por algunas cuestiones propias, y muchas otras ajenas, el Comité Organizador fue posponiendo partidos. Suspendiéndolos y quitándolos del programa inicial y teniendo que reprogramarlos. Una cosa llevó a la otra y, debido a esto, los tiempos corriéndose.

Tres eran las finales que quedaban pendientes. Esto, después de lo que fue la consagración de los U-17 de San Miguel, el último viernes. Los más grandes de la cantera del Santo vencieron en el último partido del campeonato a Hispano Americano B. De esta manera, el Bordó dominó el juego de la cantera. Esto, tanto en lo que tiene que con la rama masculina como femenina. El saldo general fue de tres victorias y dos derrotas. Ganó en U-15 Femenino y en U-13 y U-17 Masculino.

Los otros dos títulos del juego menor, el de U-13 Femenino y U-15 Masculino, fueron a parar a las arcas hispanistas.

Volviendo a los mayores, con los torneos de las mujeres ya definidos, tanto en Primera como en Maxi el campeón fue Hispano Americano, quedaban por resolverse los de los hombres. Las tres finales se jugaron el mismo día. Fue en diferentes tiempos y sedes.

La jornada de las definiciones arrancó en el club Boca RG. Allí, los Maxi del Xeneize y los Maxwell de San Miguel se disputaban el último punto de la serie y, por supuesto, también la copa. Vale la pena recordar que el torneo de los veteranos fue el único con final en serie, al mejor de tres partidos. Los dirigidos por Alfredo Murno habían ganado el juego uno mientras que los conducidos ahora por José Luis García se habían quedado con la revancha. En el bueno, fue otra vez el Bordó el que impuso condiciones. Y se llevó el triunfo. Además del título, claro. El resultado final fue de 81 a 74 para el Maxwell. Recién sobre el final del partido, el Bordó pudo hacer la diferencia. Este había empezado bien pero la acumulación de faltas personales le fue complicando el asunto. Coincidentemente, Boca RG tuvo una gran reacción. Fue durante el segundo cuarto y producto de esta, el Xeneize pudo remontar antes del final del período y ponerse nuevamente en juego. El tercer chico fue, quizás, lo más parejo del encuentro. En el cierre, el Santo le tiró su mayor experiencia en este tipo de juegos y se llevó una clara y muy buena victoria. Este del Torneo Oficial 2021 de Li.Ba.R. fue el segundo consecutivo para los Santos de Murno. Estos venían también de ganar en el 2019, última vez que por la pandemia se había jugado el campeonato doméstico. Además, fue el tercer festejo en el año para los Maxwell, que venían también de ganar el Torneo Preparación de Li.Ba.R. y la Copa Challenger Provincia de la Federación de Básquet de Santa Cruz.       

Recuperó el dominio

En el masculino, la categoría Promocional fue una de las últimas en incorporarse al juego de Li.Ba.R.. Desde que lo hizo, la divisional no paró de crecer. Primero lo hizo en cantidad de equipos, convirtiéndose en la más popular entre los hombres. Desde hace un tiempo, también, la segunda categoría tuvo una evolución en cuanto al juego. Se ven cada vez mejores equipos, en nombres y rendimientos. También a estos prepararse más. De ahí, entonces, la mayor paridad. Y con esta, la heterogeneidad de las victorias.

Los primeros años de la divisional fueron de dominio absoluto de San Miguel Negro. Este ganó los tres primeros títulos. La racha ganadora de este equipo del Santo se cortó en el 2019, cuando quedó eliminado en Semis frente a Hispano Americano. Ese año, el Celeste le ganó la final a San Miguel TAQSA y se consagró campeón. Nuevo entre los Promo.

Sin actividad en el 2020, el Celeste llegó a esta temporada a defender su título. En la final se topó, luego de eliminar a la sorpresa del certamen, Patagonia Norte, con el Santo Negro. Equipo que venía de vencer a TAQSA y que buscaba recuperar su lugar en el trono. Lo hizo y vaya cómo.

Fue claro e inobjetable el triunfo de San Miguel, antes Negro y ahora Sona. Este por 72 a 50. La temporada no había arrancado bien para los que visten de Bordó. Tal es así que en el Torneo Preparación quedaron eliminados tras la fase de grupos. En el Oficial se vio la mejoría, tanto individual como colectiva. Fue ese cambio el que lo llevó a ganar todos los partidos de la ronda clasificatoria y también los de los playoffs. San Miguel Sona terminó invicto la última parte del año y con el título. El cuarto propio en la categoría.    

Sigue siendo el rey

Lo mejor quedó para el final. El último partido del sábado y del torneo todo, fue el de Primera. Este, con los mismos protagonistas que el de Promo y hasta en el mismo escenario. Un Tito Wilson que volvió a mostrar un lleno casi total.

Hispano Americano volvía a jugar una final después de un par de años de ausencia en estas instancias definitorias. La última vez del Celeste había sido en el 2018.

San Miguel SS Servicios, en cambio, había jugado y ganado la del 2019. Fue ante Olympus que se consagró el Santo. De aquel torneo, igual, lo más recordado fue el tremendo playoff de semifinales que jugaron hispanistas y santos. Que terminaron ganando los últimos en tres juegos, suplementario mediante.

Se esperaba una final como la última de la Copa Challenger de este año. Emocionante, vibrante y de marcador cerrado. Tuvo un poco de todo lo primero. Casi nada de lo último. Sólo un cuarto duró la paridad. En los segundos diez minutos, los dirigidos por Matías Lugones empezaron a tomar distancia, algo que repitieron, más y más, durante la etapa complementaria. Fue parejo y sostenido el ritmo del Celeste. Este volvió a mostrar una gran capacidad anotadora, metió un poco más de 40 puntos en cada mitad. Al Santo le faltó un poco de todo. Tanto atrás como adelante. Estuvo lejos de poder competir y le hizo demasiado fácil las cosas a su rival, que se quedó con un cómodo triunfo. Este de 82 a 65. Hispano Americano Celeste se recuperó entonces de lo que fue la última gran derrota del 2019 y también del traspié que tuvo, en la final del Torneo Preparación, ante Olympus. Los hispanistas son ya los más ganadores de la categoría.

COMENTÁ