Automovilismo

Le apuntan a abril y en Tres Lagos

El pasado lunes por la noche se llevó a cabo una reunión por demás importante. De la misma participaron los miembros de la Comisión Normalizadora del Automóvil Club Lago Argentino de El Calafate y una gran cantidad de pilotos locales. Del encuentro surgió la posibilidad de correr a partir de abril. Sería en la vecina Tres Lagos ante la imposibilidad todavía de usar el circuito propio, que continúa en obra. “Se los notó a todos con ganas de correr y juntos en la idea de poder concretarlo”, contó el presidente de la Comisión Normalizadora del ACLA, Martín Godfrid.

Se espera contar con un gran parque motor para la actividad de este año.
Se espera contar con un gran parque motor para la actividad de este año.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El mar parece haberse calmado un poco. Y es por eso que la gente empieza ya no sólo animarse a ir a la playa sino también a acercarse al agua. Más no sea para mojar los pies. Están, de igual manera, los más osados que van por el cuerpo entero. Entendiendo éstos que, con los cuidados del caso y previendo la llegada de una segunda ola, de esa manera es la única de volver a disfrutar del mar.

En El Calafate, la ciudad toda está intentando volver a la playa y disfrutar de todo lo que ésta tiene para brindar. Hacerlo ahora, después de lo que fue un año largo y violento de encierro. Con parate en todas las actividades. Sobre todo, las deportivas, para las que muchos están por debajo de la línea de esencialidad. Muchos, éstos, que no son deportistas ni médicos ni científicos. Grupos estos que contradicen, con hechos no con palabras, a los prohibidores seriales. No sólo porque no tienen el efecto de contagio que se les otorga sino también porque generan bienestar, emocional y físico, en quienes lo practican. Por mencionar algo.

Volviendo a la Villa Turística, fue ahí en dónde el pasado lunes el automovilismo competitivo dio un paso por demás importante. Es que hubo una reunión entre los miembros de la Comisión Normalizadora del Automóvil Club Lago Argentino (ACLA), los pilotos locales y los representantes de las distintas categorías. Varios fueron los temas que se hablaron en lo que duró este encuentro. Todos relacionados con un único punto, el volver a correr.

De no mediar inconveniente alguno, entonces, en abril los autos volverían a la pista. Lo harían con intenciones de formar parte de un certamen con un total de cuatro fechas, siendo la última en noviembre de este mismo año. Hubo acuerdo en esto. De igual manera en las formas.

    

Ahora se ajustarán detalles y se hará el protocolo de carrera.

 

Lo que se resolvió

En detalle, y con respecto al campeonato, en lo que hubo consenso entre los asistentes a la mencionada reunión fue en que haya campeonato en este 2021. Además, que el calendario válido para el mismo conste de cuatro fechas. Las dos primeras confirmadas en cuanto a los días. Serían el 10 y 11 de abril y el 8 y 9 de mayo. Después del parate invernal, la acción se retomaría en octubre, en fecha a establecer. En la misma situación se encuentra el Gran Premio Coronación, del que lo único que se sabe es que se llevaría a cabo en el penúltimo mes de este año. Además de terminar de resolver los días, la Comisión Normalizadora del ACLA tendrá que afinar el lápiz para establecer los otros detalles organizativos. De igual manera, confeccionar los protocolos sanitarios correspondientes. Del venidero certamen participarían las ahora tres categorías emblemáticas del ACLA, a saber: 800cc, Fiat 1600cc y Unificada 1600cc.

 

Cambio de escenario

La reunión tuvo un invitado especial. En representación de la Municipalidad de El Calafate se apersonó a la misma Alejandro Bórquez. Éste no sólo acompañó con el cuerpo sino que también participó con la palabra. Cuando tuvo la oportunidad, el ex Director de Deportes de la Villa Turística, les habló a los presentes sobre la situación del circuito local. Vale la pena recordar que el Enrique “Quique” Freile se encuentra en obra desde el 2019. Fue ese año que, licitación mediante, se comenzó con la construcción de nuevos boxes. Los trabajos se interrumpieron durante un tiempo a causa del COVID-19. Sobre mediados del 2020 se retomó la tarea, la cual aún continúa. Es mucho lo que queda por hacer. Incluso están a la espera de la visita de un miembro de la ACTC para que inspeccione el lugar y termine de aprobar algunas cuestiones referentes al trazado. Es importante destacar que con estas obras, lo que buscan las autoridades de El Calafate es hacer del circuito un lugar apto para las competencias de carácter nacional. Pensando en el futuro ser sede de alguna fecha de los campeonatos de las categorías más importantes de nuestro país. 

Lo concreto, ahora, es que el circuito calafateño se encuentra inhabilitado. Esta situación llevó a los miembros del ACLA a tener que buscar un plan B. La solución que encontraron, y que tuvo aceptación, fue trasladar la competencia al circuito de la vecina localidad de Tres Lagos. “Después de hacer las dos primeras carreras, quedamos en reunirnos con los pilotos nuevamente para hablar respecto de la continuidad del certamen. Esto, por una cuestión que tiene que ver con la pandemia pero también con lo económico. Queremos ver en ese momento quiénes estarían en condiciones de continuar. Más que nada porque el tema de trasladar la actividad a otro circuito genera gastos extras que quizás no todos puedan sobrellevar. O tal vez sí, pero hacerlo durante un breve tiempo. La idea es hacer un relevamiento y poder ayudar a los que tengan dificultades económicas organizando distintas actividades para recaudar fondos. Destinar entonces lo juntado a ese fin y tratar de mantener el parque motor hasta fines del campeonato”, dijo el presidente interino de la institución, Martín Godfrid.  

Siguen los trabajos en el “Quique” Freile y tienen para rato.

 

Balance positivo   

Este tipo de reuniones suelen darse en medio de climas algo hostiles. Es que cada uno participa de la misma pensando en el bien propio y no tanto en el común. La pandemia parece haber cambiado esto. El largo tiempo sin actividad hizo que los dirigentes, pilotos y allegados dejaron de lado cuestiones individuales y pensaran más de manera colectiva. De ahí que todo haya resultado bien. Y que al salir de la reunión, el pensamiento sobre lo que dejó la misma haya sido también único. “La verdad que creo que es la primera vez que tenemos una reunión amena. Esto, pienso que fue, porque se habló únicamente de organizar una carrera y de conocer quiénes iban a tener el compromiso de ir a correr si ésta se programara. Vi mucho consenso y diálogo a diferencia de otras reuniones en dónde por cuestiones de reglamento las mismas suelen transformarse en gritos y peleas sin sentido. Hubo unión de parte de los pilotos y los responsables de las distintas categorías. Se los notó a todos con ganas de correr y juntos en la idea de poder concretarlo. Esto me puso muy contento porque, en lo personal, considero que de eso se trata el automovilismo. Mis sensaciones pos reunión son buenas, son positivas. Ahora esperemos que se cumpla todo lo hablado y que se respete la palabra empeñada”, contó, envuelto en una felicidad absoluta, el ex piloto de la Clase 3 del Turismo Pista. 

COMENTÁ