Fútbol de salón

La Federación de Santa Cruz y una reunión clave

Es la que tendrán hoy, vía Zoom. En la misma, los dirigentes del fútbol de salón de nuestra provincia buscarán acuerdos para lo que se plantea como la vuelta a los entrenamientos, primero, y a la competencia, después. Desde hace un tiempo ya que vienen trabajando en la reanudación de las actividades, pero con el cambio de fase en Santa Cruz y el impulso del arranque en otras ciudades de nuestro país, el tema podría definirse antes de lo previsto. Claro que una vez que tengan la propuesta, deberán presentarla y esperar la aprobación de los gobernantes.

Los dirigentes de esta provincia confían en un cercano regreso.
Los dirigentes de esta provincia confían en un cercano regreso.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La Federación de Fútbol de Salón de Santa Cruz dará hoy un paso más en lo que se planteó ya desde hace un tiempo como la vuelta a la actividad. Aunque, el de este domingo, no será cualquier paso. Más bien un importante. Es que los máximos referentes de este deporte de nuestra provincia tendrán una reunión virtual trascendental de cara al futuro. Será a través de la plataforma de moda en estos tiempos, Zoom. Los dirigentes compartirán de una charla en línea en la que avanzarán en cuestiones que tienen que ver con la vuelta a los entrenamientos, primero, y con la competencia, después.

Lo que cambió con respecto a las últimas semanas es el hecho que, a partir de la próxima, Santa Cruz entra en una nueva fase de la cuarentena. Ahora conocida como la etapa de distanciamiento social. Esto quiere decir que muchas más actividades serán permitidas dentro de los límites de la provincia. Ya no sólo laborales o comerciales. También aquellas que tienen que ver con el ocio y, por supuesto, el deporte. Todo se podrá hacer, siempre y cuando, se guarde la distancia sugerida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y se mantengan las condiciones de higiene recurrente y hasta el uso de barbijos o tapabocas. Esto, sin dudas llenó de esperanza a los salonistas. De ahí que se hayan puesto de acuerdo para trabajar un domingo, no dejando pasar ni un día más para trabajar en la vuelta.

Lo que también cambió, y sirvió como motivación a los dirigentes de acá, fueron otras dos cosas. En primer lugar, la movida hecha por la Confederación Argentina (CAFS) a partir de la presentación y distribución de un protocolo madre. El cual, según los propios dirigentes nacionales, sería de utilidad a las distintas asociaciones a la hora de presentar ante las autoridades correspondientes. Previo ajuste a las realidades y necesidades de cada lugar.

Por último, el hecho que muchos de los que se adelantaron y presentaron el protocolo ya se encuentran de nuevo activos.

Bajo una nueva normalidad, es cierto, pero en movimiento al fin.

Apoyados en esto, entonces, y en las propias ganas de ver otra vez a la pelota rodar en los gimnasios de la provincia, es que los dirigentes federados de Santa Cruz celebrarán la reunión de esta tarde. Se espera una concurrencia masiva. Estarían presentes, entre otros, los referentes del salón CAFS de Perito Moreno, Las Heras, Caleta Olivia, Puerto Deseado, Puerto Santa Cruz, Gobernador Gregores, Río Gallegos y de la Cuenca Carbonífera. Entre todos se buscar dar el OK al proyecto retorno. Idea esta que después habrá que poner en papel y presentar ante las autoridades correspondientes. El camino hacia la reanudación parece ser todavía largo. Aunque, está claro, que no lo es tanto como cuando arrancó todo el problema con el coronavirus. En otras palabras, y viendo el vaso medio lleno, la meta está cada vez más cerca. A preparar el bolso y las zapatillas entonces.  

Los últimos, primero

La movida por volver a las canchas arrancó, al menos más firmemente y en base a cosas concretas, hace unas semanas atrás. Las primeras entidades en animarse a pedir por el regreso de la actividad fueron las Asociaciones de Tucumán y Comodoro Rivadavia. Paradójicamente, y hasta el momento, ninguno de los dos consiguió el visto bueno de sus gobernantes. Siguen esperando porqué esto se dé. Tal vez, sea así en los próximos días. Fueron otras localidades las que, siguiendo los pasos de estas entidades, consiguieron antes la apertura de la actividad. Misiones se convirtió en la primera provincia en aprobar el protocolo y, por ende, en volver a los entrenamientos. Entre los cuidados a seguir se encuentran el uso de barbijo o tapaboca para el profesor a cargo y un tiempo máximo de 40 minutos por práctica. Además, podrán participar hasta cinco jugadores por sesión, manteniendo estos el correspondiente distanciamiento y utilizando cada uno sus propios elementos. Los jugadores deberán llegar solos al lugar establecido para la práctica, cambiados y también utilizando barbijo o tapaboca, del que podrán prescindir sólo mientras estén entrenando.

Los ministerios de Salud Pública y Deportes tuvieron mucho que ver para que la pelota vuelva a rodar en la provincia de la tierra colorada.

En dónde también ya empezaron a entrenar es en Río Grande. El plantel del equipo Pingüino fue el primero que tuvo la gracia. Ahora hay otros que están trabajando para hacer lo propio. O’Higgins y San Martín están haciendo modificaciones en sus instalaciones para poder adecuar el lugar al protocolo ya presentado y aprobado por las autoridades del lugar.

Por último, la que dio un paso también importante fue la Asociación de Esquel. Esta consiguió el pasado jueves el OK para la vuelta. Y, en consecuencia, los clubes afiliados a la misma estarían regresando esta semana. Con algunas diferencias con respecto, por ejemplo, a Misiones. Una de las más notorias es el número, en Esquel pueden entrenar hasta un máximo de diez jugadores. Y la otra, es que por ahora no estará permitido la utilización de la pelota ni el contacto. Con lo cual, las prácticas deberán tener un contenido pura y exclusivamente físico.  

De a poco, el fútbol de salón va volviendo. Y pronto, también espera recuperar la identidad que tenía antes de la cuarentena. Por ahora, la competencia Nacional está lejana. No será así cuando las ciudades o provincias recuperen los torneos domésticos. El próximo objetivo.

COMENTÁ