Automovilismo

Final accidentado en el Turismo Pista

No terminó bien la quinta fecha del Campeonato Argentino de la Clase 3 del Turismo Pista para Thiago Martínez. Es que cuando éste estaba en plena batalla por alcanzar el número uno, su auto tuvo un repentino quedo y a raíz de eso fue golpeado desde atrás por el Juan Benedetti, primero, y Juan Pablo Urrutia después. El segundo impacto fue de tal magnitud que obligó no sólo a la intervención del Pace Car sino también del cuerpo sanitario. El riogalleguense, aunque estaba bien, fue trasladado al hospital local por precaución.  

COMPARTÍ ESTA NOTA

Primero, lo importante. El estado de salud de Thiago Martínez era bueno tras la carrera. El joven capitalino estaba todavía recuperándose después del accidente que sufrió en pista. Este, un doble impacto que terminó con la interrupción de la carrera durante algunos giros. También con la participación del cuerpo sanitario. Fueron momentos de incertidumbres los que se vivieron. Los que traspasaron incluso la propia escena a través de la transmisión oficial de la carrera. Preocupaba el estado de los pilotos después de ver una y otra vez el fuerte impacto entre los autos de Martínez y el de Juan Pablo Urrutia.

De acuerdo con lo que se vio, el Toyota Etios del santacruceño había quedado al borde de la pista luego de un quedo que sufriera en plena batalla por quitarle el número uno a Tomás Sniechowski. Fue en el fragor de esa lucha que recibió el primero de los toques. La que se lo dio, igualmente desde atrás, fue la unidad que pilotaba Juan Benedetti. Ese primer golpe dejó al auto de Martínez sin funcionamiento. Parado. Esperando que pasara la larga fila de autos para ser removido. Mientras aguardaba, los demás vehículos pasaban a fondo con la prueba. Algunos pudieron esquivarlo por adentro, otros por afuera y hubo también uno que no lo vio sino hasta impactar con el mismo. Fue ese segundo golpe, el del Fiesta Kinetic de Urrutia, el que terminó haciendo más dantesca la situación. Generando preocupación tanto en propios como en ajenos. Poco se pensaba en ese momento en la carrera. En el auto. Lo que importaba entonces era cómo se encontraban los pilotos. Los periodistas en la zona de boxes llevaron rápida calma. “Se encuentran los dos bien”, se los escuchó repetir una y otra vez. Esto, hasta que llegó la ambulancia hasta el mini hospital del circuito. Allí fue el Dr. Alejandro Ferrero el que improvisó un parte, “Los estamos terminando de evaluar. Están los dos conscientes. La idea es que sean trasladados al hospital local para más estudios”. Eso fue lo que pasó finalmente. Minutos después, Martínez y Urrutia estaban en el nosocomio Urquiza. Allí permanecieron durante un tiempo.

Al riogalleguense se le realizó una tomografía debido a que manifestó perder brevemente el conocimiento al momento del golpe. Los resultados de este estudio fueron buenos y por eso se creía que, para antes de la noche del domingo, ambos pilotos iban a ser dados de alta.     

La carrera

La quinta final del año para la Clase 3 del Turismo Pista arrancó con 44 autos. Entre los primeros en largar estaba el propio Martínez. Este había conseguido uno de los lugares de privilegio luego de andar muy rápido y bien en las baterías del sábado. Cuando se permitió la aceleración, Tomás Sniechowski superó a Lucas Petracchini y se quedó rápidamente con el número uno de la fila. La exigencia inicial, junto con el golpe de haber perdido la punta, fue mucho para el salteño. Este perdió algunos puestos más hasta que decidió abandonar y ver el resto de la carrera desde boxes.

También en el amanecer de la carrera, Martínez superó a Jonathan Baldinelli y pasó a ser el nuevo escolta de la carrera. Ese enroque en las posiciones llevó al santacruceño a sumar lo suficiente, al menos momentáneamente, como para pasar al frente en el campeonato. Allí fue que se escuchó a su equipo decirle por radio: “Estamos bien. Si tenemos lo ejecutamos y sino ahí firme. Vamos”. Pero claro, decirle a Martínez que se cuide, y cuide su lugar, es como decirle a un chico que coma los caramelos después de la cena. No ha lugar. El joven piloto de acá fue en busca de Sniechowski. Le costó encontrar el momento como para intentar superarlo. Esto, pese a que a nivel tiempos venía muy bien. A falta de cuatro giros para terminar la final, Martínez vio luz y quiso entrar. Pero la puerta estaba cerrada. Tuvo que guardarse en la fila de nuevo. El tiempo y el espacio le dieron la oportunidad de hacerlo. Ahí fue entonces cuando vino el quedo y la historia ya conocida. La carrera estuvo parada unas cuantas vueltas. Como el Pace Car seguía en pista para el último giro, de acuerdo con el reglamento, se agregaron un par más a la definición. En el relanzamiento, Benedetti atacó a Sniechowski. Hubo un toque y pérdida de posiciones para ambos. El que aprovechó este regalo fue Andrés D’Amico, quien terminó ganando la carrera.

Cristóbal Riestra fue el único de los santacruceños de la Clase 3 que completó la carrera. Pablo Collazo también abandonó. El sanjulianense lo hizo a raíz de un problema en su auto. Fue durante las vueltas iniciales.

Por su parte, el calafateño Pablo Grippo participó de la actividad de viernes y sábado. Ayer, estuvo ausente. 

Los mejores tiempos de la final de ayer, en la Clase 3, fueron estos:

1º Andrés D'Amico 33m42s324

Renault Clio

2º Alfredo Lestard 33m43s022

Renault Clio

3º Nicolás Bulich 33m43s894

Toyota Etios

4º Juan Benedetti 33m44s275

Toyota Etios

5º Yair Etcheveste 33m44s998

Renault Clio

6º Pablo Vuyovich 33m45s605

Fiesta Kinetic  

7º Pablo Malizia 33m46s454

Toyota Etios

8º Matías Cravero 33m47s739

Toyota Etios

9º Marcelo Marchese 33m48s900

Toyota Etios

10º Luigi Melli 33m49s159

Toyota Etios

13º Cristóbal Riestra 33m50s330

Fiesta Kinetic  

El campeonato del TP continuará el 12 de septiembre. Será con la disputa de la sexta fecha. Aún no se sabe dónde es que se llevará a cabo la misma. Detrás de la confirmación del escenario para esta prueba están ya los dirigentes de la APTP.

COMENTÁ