Básquet

El uno x uno de la Liga Nacional

Sólo te llevará diez minutos como lector. Ya tenemos panorama luego de cuatro meses de competencia de para qué está cada una de las 20 franquicias de la Liga más competitiva en el básquetbol de América Latina. La situación preocupante de nuestra franquicia santacruceña, a esta fecha la que menos partidos ganó (también la que menos jugó) y que la depositan en el último lugar. Quién es quién, de la mano de TiempoSur .

El uno x uno de la Liga Nacional
El uno x uno de la Liga Nacional
COMPARTÍ ESTA NOTA

Los Candidatos: Quimsa, Gimnasia Comodoro, Instituto, Boca

Los santiagueños de Quimsa (11 PG, 3 PP) son los grandes candidatos al título, por presupuesto, continuidad del proyecto y consolidación de objetivos. El mejor base de la competencia (Brussino), un escolta de recorrido (Cosolito) y extranjeros de primer nivel. De temer, además de un apoyo oneroso del gobierno santiagueño, que ‘’recomienda’’ a las empresas privadas que lo proveen, el auspicio a la ‘’Fusión’’. Los de Comodoro (10-5) son un tanque a este nivel, y a la vuelta de Marcus Elliot, campeón con San Lorenzo, serán más temibles. Instituto es el que más lindo juega, guiados por un Victoriano que plasma un año sí y otro también una idea de juego atrevida y de ataque fluido; Romano, Gallizi y Whelan, los que brillan, más allá del corte de Amicucci y la separación hasta que se aclare causa judicial de Elías, por lo cual hubo que hacer recambios y llegó el español Toni Vicens. Boca (9-4), destinó por primera vez un presupuesto para campeonar, cuando muchos pensaban que con Riquelme desaparecía el básquet en la institución.

Las amenazas: Peñarol, San Martín, Obras

Peñarol (11-5) viene de ocho triunfos consecutivos, la mejor racha de la competencia. Con el ex Hispano Sansimoni como figura, y otro que pasó por el Celeste acompañando (Charly Buemo). Tienen un ex NBA, Thornton, que vistió la camiseta de los Cippers, como anotador, y jóvenes rendidores como Valinotti. Los de Mardel fueron inmensos durante la gestión de Sergio Hernández y la capitanía de Leo Gutiérrez, ganando Ligas y Copas de América. Hoy, su manager Pablo Tato Rodríguez, le imprimió con poco dinero un carácter luchador a un histórico de la competencia, que no para de imponerse. La última, paliza en Vicente López al ascendente Platense (86-65 en el galpón de los de Vázquez). Los correntinos de San Martín (9-5) apostaron por nacionales de mucho nivel, en especial interiores y bases, y a pesar de las bajas por Covid CASI LE GANAN A GIMNASIA EN COMODORO. Son ásperos, duros de roer y tienen en su dotación muchas variantes. Obras es como una selección latinoamericana, el fantástico base peruano Venegas, los uruguayos Serrés y Rodríguez, cubanos, hay de todo en el templo del rock, más el peso interior del grandote Berra.

La Gran Sorpresa: Ferro.

Los de Caballito (10-5) otra vez encomendaron armado al agente Martín Budding, que en los últimos años hizo un acuerdo fructífero para los Verdolagas. Ha sido un espejo y vidriera para el salto de calidad de los Orresta, Balbi. Ahora llegó Gargallo. Han rendido todos por encima de la media, incluídos los Gallegos, Lucchi, Laterza, Torresi, Osores. Ferro sorprende con bajo presupuesto, gana de local y visitante y logra ser la revelación, de una competencia muy difícil si tenés poco dinero en arcas.

Tierra de Nadie: Olímpico, Riachuelo, Oberá, Unión Santa Fe, Regatas.

Van a jugar por poco. Están en zona media. Regatas, con el fiasco de Nicolás Aguirre en su primer año fuera del calorcito de los dineros del San Lorenzo de Tinelli, debería estar para más. Picatto no le encuentra la vuelta y están 8 ganados 7 perdidos. Olímpico, a pesar de las lesiones y el Covid, ganó en Junín y es el de este lote, el que puede aspirar a más. Tienen en Clark un escolta al nivel de Barlow. Riachuelo gasta millonadas del Gobierno de La Rioja dando manotazos a diestra y siniestra, echando entrenador y extranjero. Unión busca salvarse del descenso, está bien administrado por su manager Hernán Tettamanti.

Con la Soga al Cuello: Hispano, Atenas, Platense, Comunicaciones, La Unión, Argentino.

Este grupo tiene de aquí en más todas finales. Hasta en las prácticas. No hay mañana. Es ganar y ganar, y esperar. El más complicado es Hispano (3-9), por su bajo presupuesto y posibilidades económicas. Atenas (4-10) es un grande de Argentina y tiene llegada a empresas del cordón industrial para reforzarse, y lo está haciendo. Comunicaciones (5-10) le llueve dinero del gobierno de su provincia, y en algún momento acertará. Lo mismo la Unión. Platense (5-10) puede ser el más flojo, su estrella es Aprea, de gran temporada, que aquí, era suplente y octavo hombre.

En el Celeste, se depende de la buena adaptación de Cequeira, el regreso óptimo del COVID de Mariani, Saglietti y Ducasse, y de robar algo en la gira para que no decaiga el ánimo. El grupo humano, dicen puertas adentro, es excelente, pero esta competencia se trata por sobre todo de resultados. También tiene bajo presupuesto Argentino de Junín, pero una localía infernal, donde los árbitros pitan radicalmente distinto a ciudades como por ejemplo, la nuestra. En un duelo de necesitados, eso puede pesar un montón, por lo cual hay que salir urgente del lugar de cierre de tabla. Poder se puede, y a esta canción, le faltan un montón de estrofas.

COMENTÁ