Golf

Continuar o no con la copa, esa es la cuestión

Después de conseguir la reapertura de la sede y la vuelta de la actividad, los dirigentes del Río Gallegos Golf Club están analizando qué hacer con la Copa Challenger OSDE 2019-2020. Vale la pena recordar que ésta fue interrumpida en marzo último. Hasta la suspensión por la cuarentena y el Coronavirus, se habían disputado siete de las diez fechas programadas. Además, quedó pendiente la realización del Abierto. Para los próximos días se espera entonces una definición. Seguir o no, esa es la cuestión.  

Se esperan definiciones para estos próximos días.
Se esperan definiciones para estos próximos días.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El golf fue una de las primeras actividades deportivas que salió de la cuarentena en nuestra ciudad. Lo hizo al mismo tiempo que el running, el ciclismo y hasta el tiro deportivo. En un principio, la práctica de esta disciplina fue sólo permitida de manera recreativa. O como entrenamiento, también. Pasaron ya dos fines de semana desde que el golf dejó el aislamiento y ahora los dirigentes del club local buscan definiciones con respecto a la competencia. Vale la pena recordar que a mediados de marzo último, con la paralización de todas las actividades en nuestro país producto del Coronavirus, a los dirigentes del Río Gallegos Golf Club no les quedó otra más que suspender la disputa de la Copa Challenger OSDE 2019-2020. Certamen éste que estaba por demás avanzado. O viéndolo desde otra perspectiva, a punto de finalizar. La última vez que hubo acción oficial, por este torneo, en la cancha Eduardo “Lalo” Harris fue a comienzos de marzo. En aquella oportunidad la que se llevó a cabo fue la séptima fecha del calendario. Tres eran las que le quedaban a la temporada para finalizar. Éstas, sin contar el Abierto de Río Gallegos, la gran contienda de cierre del campeonato.

Con la incertidumbre de los primeros días de cuarentena, los dirigentes del Río Gallegos Golf Club optaron por, en sabio silencio, esperar. A medida que fueron pasando los días, su actitud cambió. Se volvió más proactiva, pensando primero, en la reapertura del club y el regreso de la actividad. En todo momento, el tema de qué hacer con la competencia quedó archivado. Hasta ahora que, con los primeros objetivos cumplidos, el conocer el futuro de la Copa pasó a ser la próxima meta a alcanzar. Después de un par de semanas ya desde la reapertura y la vuelta al juego, los integrantes de la Comisión de Torneos de la entidad capitalina se reunirán para tratar la suspensión o la continuidad del certamen. Aprovechando también que Santa Cruz entró en la fase distanciamiento social en esta lucha contra el virus del COVID-19. Se espera entonces que para los próximos días, haya una decisión firme al respecto. Hasta que se interrumpió el campeonato, los que lideraban el juego eran Carlos Talay, en el Gross, y Juan Carlos Mancini, en el Neto. El primero ganó cuatro de los siete torneos que se jugaron hasta acá. De ahí, que lleve una cómoda diferencia con respecto a su escolta. Veinte puntos lo separan de Javier Morales. Por su parte, a Mancini el certamen se le cortó en su mejor momento. Es que éste había ganado las últimas dos fechas. Diferente que en el Gross, la lucha por el número uno en el Neto está más peleada. Mancini no lidera con comodidad. Es que el propio Talay y Eduardo Larrosa lo persiguen muy de cerca. De dos unidades es, nada más, la ventaja del puntero. Todo indica, entonces, que de reanudarse en algún momento la Copa, el final será apasionante. Tanto como atrapante. Habrá que ver si los jugadores vuelven, después de tanto tiempo, en el mismo nivel. Con las ganas, seguro que sí. 

COMENTÁ