Golf

Cancha cerrada por mantenimiento

Una comitiva con representantes de la Asociación Argentina de Golf, maquinaria incluida, llegó a la ciudad para meter mano, y más también, en los greens del campo local.

El campo de Golf se pone a punto.
El campo de Golf se pone a punto.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Cada año, desde hace un tiempo ya, los dirigentes del Río Gallegos Golf Club le dedican un tiempo, exclusivo éste, al mantenimiento y la mejora de la cancha Eduardo “Lalo” Harris. En el 2020, este trabajo no se pudo realizar como consecuencia de la pandemia. Estaba pendiente entonces el mismo. Fue el pasado lunes que comenzó esta ardua tarea. Para llevar a cabo la misma fue necesario traer a algunos expertos. Una comitiva con representantes de la Asociación Argentina de Golf, maquinaria incluida, llegó entonces a la ciudad para meter mano, y más también, en los greens del campo local. No fue una tarea sencilla la que llevaron adelante. Pero lo hicieron. Quizás con alguna demora debido a lo mal que los trató el tiempo mientras trabajaban. Lo primero que se hizo fue el aireado de nueve hoyos. Finalizada esta labor, los que siguieron con la tarea fueron los especialistas propios. Estos, Héctor Olivera y Miguel Ybara. Ambos tuvieron, primero, que limpiar toda la tierra compactada en mini tarugos. Después se ocuparon esparcir la arena que rellena el aireado de los greens. Esto, junto con cepillar y barrer la misma para que cubra la totalidad de los orificios resultantes. Las fuertes ráfagas de viento de principios de la última semana no se la hicieron nada fácil tampoco a los nuestros. Ahora, lo que sigue es mojar la superficie de los greens para lograr que la arena se compacte. También esperar que el césped empiece a surgir fuerte con el grado de humedad óptimo como para no alterar el rodaje de la bola.

Las tareas se están realizando dentro de la normalidad de esta ciudad y estos tiempos. El retraso generado por el clima obligó a los dirigentes del Río Gallegos Golf Club a extender el cierre de la cancha. La “Lalo” Harris no estará abierta al juego este fin de semana. La propia dirigencia del club local espera y confía que para la semana que viene el campo ya esté en condiciones de ser usado. Esto, tanto para practicar como para competir. Hasta acá se estaban jugando algunos torneos de preparación. La semana pasada no se pudo disputar el tercero de este mes por culpa, otra vez, del viento. Hoy, el cuarto certamen de octubre, también fue suspendido. La que está al caer es la Copa Challenger. Se espera pronto por el inicio de esta competencia oficial. Cinco fechas se estiman jugar antes de fin de año. Las restantes serían ya pos verano 2022.    

COMENTÁ