Liga independiente

Ascendió Ragazzi

Se terminó la temporada para los equipos de la Primera B. Lo último que se jugó fue la final por el segundo ascenso a la máxima categoría de la Liga Independiente de Fútbol de los Barrios . El que se impuso en esta definición fue Ragazzi Río Gallegos. Fue 2 a 1. Con este triunfo, el Azurro se aseguró su participación en la elite del campeonato de la A.I.F.B. en la próxima temporada. Dicho encuentro tuvo lugar el pasado martes por la noche, en la cancha Enrique Pino. El primero en conseguir el salto de categoría fue el campeón de la B, Alianza Sur.  

El Azurro redondeó así una gran temporada.
El Azurro redondeó así una gran temporada.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Tarda en llegar y al final, hay recompensa. Es esta una frase, con palabras más o menos, extraídas de una estrofa de una vieja canción popular. Cierta desde el inicio y hasta terminar. Y sino, habría que preguntarle a Ragazzi Río Gallegos. El Azurro estuvo luchando por el título y el ascenso durante toda la temporada. No consiguió lo primero luego de hacer una gran campaña y cerrar una tarea enorme en la fase clasificatoria. Instancia en la que terminó segundo, a un punto del que acabó siendo el líder y campeón del torneo, Alianza Sur.

El certamen le dio otra posibilidad. Con las mismas ganas y herramientas, Ragazzi fue a por la revancha. Propia. La obtuvo después de tres muy duros partidos.

Al último lo jugó el pasado martes por la noche. Fue en la cancha Enrique Pino que tuvo lugar este encuentro. El mismo tuvo de todo. Propio de una definición. Hubo buen juego por momentos y la cosa se picó en otros. Sobre todo al final. No faltaron los goles ni las emociones. Tampoco los nervios ni la incertidumbre por el resultado. De parte de los propios protagonistas como de los pocos, atendiendo a los protocolos del momento, que estaban mirando detrás del alambrado.    

Ragazzi ganó con lo justo. Fue 2 a 1. La victoria le valió más que tres puntos. Sirvió para que el Azurro diera el salto de categoría con el que hacía tiempo soñaba. Vale la pena recordar que este torneo que terminó esta semana arrancó allá en la segunda mitad del 2019. Casi dos años tuvieron que pasar, COVID-19 de por medio, para que Ragazzi pudiera concretar lo que era su máximo deseo. Ascender a la A. Lo consiguió y, más allá de alguna situación que embarró el final, fue justo y merecido.

El camino hacia la A arrancó con ese segundo puesto en la fase regular. De ahí y hasta el final, Ragazzi sólo cosechó triunfos. Al último le antecedieron las victorias ante Quilmes (4-2) y frente a San Martín (6-2).

Lo de Carboneros también fue, en este torneo, digno de destacar. En la primera fase no la pasó del todo bien y llegó entre los últimos al Octogonal. Pero, una vez que pisó los playoffs, el aurinegro no falló más. Hasta la misma final del reducido al menos. Carboneros había derrotado en Cuartos a Los Cachorros. Fue por penales, 3 a 2, luego de haber empatado 2 a 2 en el tiempo regular. En la siguiente ronda, este venció ya en los 90 a Huracán Santacruceño (2-1).

A Carboneros, entonces, no le tocó esta vez. Aunque lo intentó.

Estuvo cerca y es por eso que bien vale lo hecho. Seguramente para los propios ahora no será suficiente.

Deberán estos quedarse tranquilos y seguir intentándolo, sabiendo que en mayor tiempo, la recompensa finalmente llegará.

 

La A pendiente

Con el torneo de la Primera B ya finalizado, la única competencia sin definición todavía entre los mayores es la de la A. Dicho campeonato se encuentra ahora a la espera de la disputa de las Semifinales. Tanto el sábado como el domingo pasado se llevaron a cabo los partidos de vuelta de la instancia de Cuartos. Los que lograron sortear dicha fase fueron Unión Petroleros Privados, Cristal, Junín y El Cóndor. Los dirigentes de la A.I.F.B. se encuentran trabajando ya en la continuidad de este certamen. Se espera en breve por la programación.      

COMENTÁ