Patrimonio recuperado

Se queda en Santa Cruz

El fin de semana, la Dirección de Patrimonio Cultural de la Provincia anunció la recuperación de material lítico arqueológico, un total de más 90 piezas que estaban a punto de ser vendidas a un coleccionista de Londres, en Inglaterra. Carla García Almazán, directora patrimonial, remarcó que el mayor problema es que “si estas piezas las recolecta cualquier persona, sin formación, se pierde el contenido científico”.

Recuperaron material lítico arqueológico.
Recuperaron material lítico arqueológico.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El tráfico ilícito de patrimonio cultural es moneda corriente en el mundo. Esta práctica, en nuestro país está regulada bajo la Ley Nacional 25.743 de protección del patrimonio arqueológico y paleontológico, una ley sancionada en 2003, a la cual la provincia de Santa Cruz adhirió en el año 2010. En diálogo con TiempoSur, Carla García Almazán, directora de Patrimonio Cultural de la Provincia de Santa Cruz, comentó que si bien es una ley bastante antigua “evidentemente hay que insistir mucho con estos temas para poder sociabilizar lo que dice la regla, que declara de dominio público a todos los bienes de la arqueología y paleontología, por lo que está prohibido recolectar piezas de este tipo en el campo”. Vale la pena mencionar que la recolección de piezas es una larga tradición que se da en Santa Cruz, “el que encuentra en el campo algo lo junta lo recolecta, lo lleva a su casa, arma una colección”, detalló la funcionaria. Luego de la adhesión provincial en 2010 (Ley 3137) se dieron 6 años para llamar a registro de coleccionista privado.

El problema de recolectar este tipo de material es que “de ellos se desprende contenido científico, va el investigador al campo, recoge una pieza arqueológica y paleontológica y puede hacer un análisis de su realidad”, explicó y continuó: “Santa Cruz está lleno, es una provincia muy rica en todo lo que tiene que ver con este patrimonio, fósiles o de punta de flechas, de proyectiles, raspadores. Un investigador profesional tiene las herramientas para hacer las dataciones, saber a qué grupo pertenecieron, conocer cuál es la época y si los recolecta cualquier persona sin formación se pierde el contenido científico”.

En el caso puntual de las piezas recuperadas, García Almazán detalló: “Se trataba de una señora en la provincia de Catamarca que estaba vendiendo a través de Facebook piezas de arqueología. Esto fue informado al Director de Antropología de Catamarca, Ezequiel Fonseca, quien me dio aviso el día viernes y realizó la denuncia a raíz de la cual tomó intervención la Fiscal de Belén, Marina Villagra”, y continuó: “Esta persona manifestó que la colección se encontraba en Pico Truncado y la tenía prácticamente vendida a Londres. Ella tiene un hermano que es el tenedor de la colección, un trabajador petrolero que se ha ido haciendo de estas piezas en el campo”. En este sentido, manifestó que a las empresas, a través de la ley de protección ambiental, “siempre le insistimos que se realice la capacitación del personal para no recurrir en este delito”. En este caso “eran piezas originales, se constató la colección, fueron decomisadas y puestas en guarda del Museo Regional de Pico Truncado”, remarcó, al hacer referencia que la recolección se realizó en cercanías a esta localidad.

“Hay una investigación, no todo queda acá, en general en todo el mundo hay tráfico ilícito de bienes culturales y Santa Cruz tiene una identidad muy específica en este tema. Genera interés de todo el mundo. Juntar fósiles y piezas arqueológicas del campo es delito, vender piezas arqueológicas y fósiles es delito”, reforzó.

COMENTÁ