Río Gallegos

La huelga conectada a museos del mundo

El pasado día sábado se inauguró, en el Museo de Arte Eduardo Minnicelli, la muestra “Memorias Rebeldes” en el marco de la BIENALSUR 2021 y el 25 aniversario del espacio cultural. Esta es la primera vez que Santa Cruz es sede de tan importante concierto de muestras internacionales y lo hace con una propuesta que pone de manifiesto los sucesos conocidos como la Patagonia Rebelde.

Inauguración Memorias rebeldes
Inauguración Memorias rebeldes
COMPARTÍ ESTA NOTA

A partir de un trabajo en red, colaborativo y solidario, desde la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF) se construye, desde 2015, la BIENAL, un espacio para el arte y la cultura que desde el sur del sur se abre hacia los 5 continentes a través de “una cartografía propia, un territorio y un recorrido específicos que rescata lo local en lo global, la singularidad en la diversidad, en defensa del derecho al acceso a la cultura”.

En este marco, de julio a diciembre, la 3era edición de la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo presentará exposiciones, instalaciones, intervenciones, performances y acciones de más de 400 artistas en un centenar de sedes de 50 ciudades en 23 países, entre las cuales se encontrará por primera vez en la historia una sede santacruceña.

En su XV aniversario, el Museo de Arte Eduardo Minnicelli (MAEM) de Río Gallegos, y con los 100 años de las huelgas patagónicas como eje, ha inaugurado el pasado día sábado la muestra “Memorias Rebeldes", integrada por los artísticas de Ale Montiel, Andriana Opacak, Alberto Passolini, Maxi López, Pablo Walker, José Luis Tuñón, Silvana Torres y el Museo de Historia Natural de Río Seco, Chile, y que según la propia coordinadora del MAEM, Bettina Muruzábal, declaró a TiempoSur, “es un tema que desde la curaduría del museo se tomó desde el concepto binacional (Chile Argentina) porque fue un conflicto que paso en ambos países”.

Además de la participación de los destacados artistas patagónicos, la muestra “Memorias Rebeldes" cuenta con la curaduría de Fernando Farina, asesor del Ministerio de Cultura de la Nación, presidente de la Asociación de Críticos de Arte de Argentina, y quien fuera por diez años presidente del Fondo Nacional de las Artes (ver recuadro).

En cuanto a la importancia que tiene esta participación internacional para el MAEM, Muruzábal, celebró: “Estar en Bienalsur es estar en el concierto de los museos del mundo. Es la primera vez que Santa Cruz es sede”.

Vale la pena mencionar que la muestra estará presente sobre las paredes de MAEM hasta el 17 de diciembre próximo, para luego retomar del 7 al 13 de febrero de 2022, en Maipú 13.

María Cecilia Velázquez, Presidenta del Concejo Provincial de Educación, de quien depende el MAEM, remarcó que “este museo que cumple 25 años tiene una impronta de hacer el arte un derecho de todos y todas”, y celebró la visión del museo para “saber estar atentos, saber de qué lado nos ponemos. Ese es el homenaje más importante que podemos hacer a los héroes de la huelga”.

Además, mencionó, que desde que empezamos a salir de la pandemia gracias a la vacunación considera que “somos sobrevivientes” y, señaló, que “en Santa Cruz y en la Argentina en esta catástrofe mundial fallecieron muchos compatriotas. Este dolor por las pérdidas nos debe llenar de energía para sumir una esperanza y fortalecer el compromiso para lo que viene”.

“Esta muestra es producto de la gestión y liderazgo de Bettina Muruzábal quien tiene un amor profundo y consecuente de los hechos y el trabajo por esta provincia” al mismo tiempo, hizo una autorreferencia familiar, diciendo que la primera vez que escuchó acerca de la tragedia de las Huelgas del ´20 y ´21, fue de la voz de su madre que, a su vez, su abuelo asturiano se había encargado de contarle lo sucedido.

Por último, destacó, que la Muestra “Memorias Rebeldes”, “es una contribución profunda para los estudiantes y personas adultas para hacer memoria, permitirse pensar estos tiempos porque los actores están intactos al igual que los intereses de los imperios y transnacionales y que, en el caso, de la Patagonia planificaron para la eternidad”. “Saber de qué lado nos ponemos es muy importante y ese es el mejor homenaje a las víctimas de este genocidio y a las anteriores que fueron los pueblos originarios”, concluyó.

Por su parte, la artista Silvana Torres, agradeció a Muruzábal por la invitación a participar de la muestra y hacer escuchar su voz y al equipo impecable del MAEM y a la profesora Romina Behrens, quien fue inspiradora en la realización de su obra, que trata de cinco voces femeninas que dejan impronta en este hecho trágico. Además, dijo, que esta fecha, fue importante para la ciudad de Río Gallegos porque se inauguró la calle Dora Manchado y el altar de estas mujeres de la “Memoria Rebelde” en el museo.

Finalizando, la expositora Andriana Opacak, también agradeció esta convocatoria considerada un desafío intenso y especialmente al investigador Ulises Gallardo y al archivo histórico Municipal y de El Calafate, quienes trabajan con mucha dedicación. “Estoy contenta de participar del XXV Aniversario del Museo de Arte Eduardo Minnicelli”, sintetizó.

 

 

Texto curatorial de Memorias Rebeldes

“Hay hechos que permanecen en el tiempo y aunque los queramos ocultar o los ignoremos quedan latentes y reaparecen cuando menos lo pensamos. Impregnan los objetos y amenazan a los olvidos.

No solo se trata de las construcciones que fueron testigos y que hasta hoy muchos tratan de voltear, sino también de manchas en la tierra, de voces en el viento, pequeños detalles que vuelven en formas imprecisas pero potentes.

Por eso, esta exposición de Bienalsur habla de la historia, pero también del presente. De un tiempo sin fronteras, donde a los obreros se les ocurrió pedir mejores condiciones laborales como no dormir hacinados o que les dieran unos paquetes de velas al mes.

El dato inicial es un buen pretexto: la muestra se realiza al cumplirse cien años de las revueltas en la Patagonia, conocidas como las “huelgas obreras”, que fueron rescatadas del olvido por testarudos investigadores como el historiador Osvaldo Bayer a través del escrito “Los vengadores de la Patagonia trágica” (más conocido como La Patagonia Rebelde).

La propuesta es indagar sobre esas ambiguas máculas que hoy continúan presentes, en ocasiones solo en el inconsciente, ya que muchos de los hechos siguen prácticamente borrados de las historias oficiales de Argentina y Chile.

 

Fernando Farina

Curador

 

Obra Pablo Walker parte de la muestra

 

Obra Adriana Opacak parte de la muestra

COMENTÁ