Aniversario

Homenaje a Zacarías Gracián, el primer muerto de la Patagonia Rebelde

En el cementerio de la ciudad de Río Gallegos se le rindió homenaje a Zacarías Gracián.

Homenaje a Zacarías Gracián.
Homenaje a Zacarías Gracián.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La ceremonia se realizó en el cementerio de Río Gallegos, frente a la parcela donde descansan los restos del mártir obrero Zacarías Gracián, en el 101 aniversario de su asesinato.

“Hoy recordamos 101 años. Quisimos estar presentes en un nuevo aniversario de la muerte de Zacarías Gracián. El asesinato fue acá muy cerca, en el cerrito, durante este enfrentamiento con la policía, cuando iba tras de ellos, cazándolos como si fuesen delincuentes, cuando ellos estaban reclamando que se cumpla un convenio que se había firmado entre los patrones y los trabajadores, y que se de libertad a los huelguistas presos”, dijeron durante el homenaje.

Gracián y sus consecuencias

La matanza de obreros más cruenta de la Patagonia ocurrió bajo el gobierno de Hipólito Yrigoyen. Los sectores en pugna estuvieron representados, por un lado, por la Sociedad Obrera de Río Gallegos (adherida a la Federación Obrera Regional Argentina, FORA) que nucleaba a estibadores, cocineros, mozos y empleados de hotel y trabajadores rurales. Frente a ellos, confederados en la Liga del Comercio y la Industria de Río Gallegos; la Sociedad Rural de Santa Cruz, reunión de todos los estancieros, y la Liga Patriótica Argentina que abarcaba a los propietarios y era un organismo de defensa dirigido contra la izquierda proletaria. El resultado del conflicto fue una violenta represión y el fusilamiento de los obreros que protagonizaron estos movimientos huelguísticos acaecidos durante los años 1921 y 1922 en Santa Cruz. El Coronel Varela, a cargo del Ejército y exhortado por los estancieros latifundistas, tuteló la bestial acción.

El 12 de mayo de 1921, una multitud acompañó el entierro de los restos del obrero ZACARÍAS GRACIÁN, víctima de una nueva represión desatada por el Gobierno provincial y el espectáculo de esa inmensa masa doliente, es la chispa que encenderá una ola de violencia hasta entonces desconocida en la República Argentina.

El 15 de mayo de 1921, la FORA (anarquistas del IX Congreso) desde su vocero, el periódico “La Organización Obrera”, ataca a la Sociedad Obrera de Río Gallegos de carácter anarcosindicalista, logrando que varios gremios se separaran (el primero fueron los trabajadores gráficos y a continuación los choferes y mecánicos). Así, el sector obrero quedó claramente dividido, acercándose el grupo de la FORA (socialistas del IX Congreso) al grupo oficialista de los yrigoyenistas BORRERO e YZA. La FORA anarquista responde mediante un intenso “volanteo”, donde denuncia el contubernio de la Sociedad Obrera (FORA sindicalista con el Gobierno).

COMENTÁ