Insólito

“27 noches” el libro basado en el caso que llevó a Facundo Mannes a la Corte

Natalia Zito estuvo en “Cambalache” hablando de su novela “27 noches”, una ficción basada en la mujer a la que Facundo Mannes internó en un hospital psiquiátrico contra su voluntad.

Natalia Zito.
Natalia Zito.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Natalia Zito estuvo en dialogo con “Cambalache” (97.5) sobre su nueva novela “27 noches” y la historia real en la que se basó. “Es una novela de ficción basada en hechos reales, basada en una investigación que yo hice entre 2017 y 2018”, comentó.

La historia que llamó la atención de la autora fue la de Natalia Cohen que, en 2005, fue internada contra su voluntad en un hospital psiquiátrico por Facundo Mannes, “con un diagnostico discutible, demencia frontotemporal, y que fue en ese momento todo un escándalo mediático”, asegura Zito.

Internada, Cohen consiguió comunicarse con unos amigos y juntos hicieron un operativo de prensa. En Página/12 salió la noticia que fue repercutiendo en distintos medios de comunicación argentinos.

Ella dijo “que la habían internado contra su voluntad y que había un problema de fortuna de la familia y opiniones encontradas con las cosas que ella estaba haciendo con el dinero y después vinieron juicios de ella contra sus hijas, de sus hijas queriendo declararla insana, juicios por el delito de falsedad ideológica ella le inició un juicio a Facundo Mannes y a la otra psiquiatra que firmó el certificado”, comentó.

Zito hizo más de 50 entrevistas para “crear y reconstruir” la historia. Ella comenta que si bien está basado en los relatos, “es ficción”. En la novela, el personaje principal es Sara Katz, que “tiene 88 años y tiene de pronto un novio 20 años más joven, y empieza a tener una vida sexualmente activa, a hacer cosas que no hacía antes. Se arma un escándalo familiar, porque ella tenía planes de casarse y, si lo hacía, el novio iba a ingresar en la familia, y en ese momento la palabra ‘herencia’ andaba dando vueltas, a pesar de que ella andaba con muy buena salud”,

“La pregunta que plantea el libro es cómo pensamos la vejez, qué cosas pensamos que están habilitadas en ese momento y qué cosas nos resultan disruptivas, sobre todo de una mujer, y el asunto de quién es la herencia es un tema discutible. En la novela, para los amigos de Sara Katz estaba clarísimo que ella podía gastarse toda la plata que quisiera y tener la vida que quiera, pero las hijas consideraban que tal vez, en ese momento de la vida, alguien puede tener también un gesto ‘materno’ y no pensar solamente en ella, sino también en las hijas, en las nietas, en los bisnietos que después vendrían. Pensar que algo quede puede ser un gesto de amor”, sostuvo.

Además, la autora se pregunta, sobre la posibilidad de que el novio más joven estuviera aprovechándose de ella por ser “vulnerable”, si “estaba siendo engañada o ella se da cuenta y eso no es lo que más le importa, sino que prioriza una relación amorosa en la que la está pasando bien y, quizás, se da cuenta pero acepta las reglas del juego. ¿Por qué suponer a priori que no se está dando cuenta, que es muy vulnerable?

COMENTÁ