Judiciales

Violencia de género: audiencia de apertura de investigación por lesiones leves agravadas

La defensora se opuso a la realización de la presente audiencia ya que a su entender “no se trataba de una audiencia urgente”.

Audiencia por violencia de género.
COMPARTÍ ESTA NOTA

En la mañana del presente viernes con la modalidad de videoconferencia se efectivizó la audiencia de control de detención en la cual al concluir se le imputó a J. A. G. provisoriamente el delito de “lesiones leves agravadas por el vínculo, en perjuicio de su ex pareja; amenazas, desobediencia judicial y daño, todos ellos en concurso real”, en calidad de “autor”. La defensora se opuso a la realización de la presente audiencia ya que a su entender “no se trataba de una audiencia urgente”.

Presidió el acto Mariel Suárez, jueza penal; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente María Laura Blanco, fiscal general; en tanto que la defensa del imputado fue ejercida por Vanesa Vera, abogada de la Defensa Pública.

La fiscal se refirió a los diversos hechos a investigar expresando que J. A. G. mantuvo una relación de pareja de aproximadamente siete años con la víctima, producto de la cual tuvieron un hijo menor, relación que terminó a instancia de la víctima en agosto de 2017, debido a las conductas agresivas de J. A. G.  hacia la agraviada.

El día 4 de enero de 2019, siendo aproximadamente las 09:30 hs., la víctima salió de su domicilio sito en calle Los Perales, del Barrio San Martín de nuestra ciudad, y mientras caminaba por dicha calle en dirección a la parada de colectivos para ir a trabajar, advirtió que su ex pareja J. A. G. la estaba esperando, y al verla comenzó a insultarla y a tirarle piedras, una de las cuales impactó en su pierna izquierda.

Seguidamente el 10 de enero de 2019, aproximadamente a las 15:00 hs., la víctima se dirigía a su trabajo a bordo de un colectivo de la línea 9, y al descender, en inmediaciones de la intersección de las calles Aristóbulo del Valle y Alvear, observó a J. A. G., quien comenzó a perseguirla e insultarla, para luego propinarle golpes de puño en la zona del mentón. La damnificada intentó defenderse, tomando a J. A. G.  de la remera, pero el encausado, en su afán por quitarle las piedras, le torció los dedos de la mano derecha, y le dijo que iba a hablar con su patrona para que la echen del trabajo. La víctima continuó caminando para llegar a su trabajo, pero Gallardo la siguió a bordo de un vehículo Fiat, Palio, de color rojo, hasta que en un momento bajó y le dijo que “la iba a hacer cagar a ella y a su familia, y que la iba a matar”.

Producto de las agresiones referidas, la damnificada sufrió lesiones consistentes en hematoma extenso de 20 x 5 cm. en la parte interna y posterior de su pierna izquierda, equimosis en la región anterior del cuello del lado izquierdo, y hematoma con edema intenso en las dos últimas falanges del dedo índice derecho, lesiones que no pusieron en riesgo su vida, con un tiempo de incapacidad laboral menor a 30 días.

Momentos más tarde, siendo las 15:29 hs., del día 10 de enero de 2019, J. A. G., llamó al teléfono perteneciente a la madre de la víctima, y le dijo: Se acabó todo, te voy a hacer mierda a vos y a toda tu familia, el nene yo no me hago cargo más … Pasados unos 10 minutos, J. A. G.  se presentó, a bordo del rodado ya mencionado, en la esquina cercana al domicilio de la madre de la víctima, sito en calle Los Perales, descendió del rodado, y al ver a su ex suegra, abrió el baúl del cual extrajo un arma de fuego y se la exhibió, con fines de intimidarla, tras lo cual subió nuevamente al vehículo y se retiró del lugar.

En función de lo ocurrido, la Dra. Verónica Daniela Robert, Jueza a cargo del Juzgado de Familia N° 3, decretó la medida de prohibición de acceso y acercamiento, incluidas las comunicaciones telefónicas y/o electrónicas del imputado J. A. G. hacia la  víctima, estudio o cualquier otro donde desarrollen una actividad habitual, por el término de tres meses. Dicha medida fue personalmente notificada a J. A. G.  el 14 de enero de 2019. 

No obstante, luego de ello, J. A. G.  hizo caso omiso a dicha orden, y el día 17 de enero de 2019, siendo aproximadamente las 20:30 hs., la víctima se encontraba en su vivienda junto a familiares, cuando J. A. G.  se presentó afuera de la vivienda y comenzó a gritar, pidiendo que le permitieran ver a su hijo. Ante ello, la víctima y su madre, salieron al portón de la casa solicitándole que se retire, y al ver a la madre de su hijo, J. A. G.  la amenaza. Acto seguido, tomó dos piedras y las lanzó hacia la casa, provocando la rotura de un cristal de la ventana de un dormitorio ubicado en el primer piso.

El día 26 de junio de 2019, cuando la víctima se dirige al domicilio de J. A. G.  y es recibida con insultos y un golpe a mano abierta, para luego tomarla del cabello y darle patadas en distintas partes del cuerpo, provocándole equimosis y excoriaciones múltiples en rostro y cuello, lesiones que no pusieron en riesgo su vida, y que presentan un tiempo de incapacidad laboral menor a 30 días.

El último hecho acontece el día 26 de noviembre de 2019, cuando la damnificada salió de su domicilio para ir a su trabajo, y cuando se encontró con J. A. G., quien comenzó a caminar junto a ella y a insultarla. Al arribar a la esquina de Huergo y Los Perales, comenzaron una discusión. Acto seguido, J. A. G.  la rodeó con los brazos y la llevó contra una pared, acorralándola, tras lo cual le dio un golpe con la cabeza y le propinó sendos golpes de puño en el rostro. Luego de ello continuaron discutiendo, hasta que J. A. G.  le asestó otro golpe de puño en la zona del mentón. Producto de esta agresión, la mujer sufrió lesiones consistentes en equimosis en párpado superior derecho y en la región mentoniana izquierda, las que no pusieron en riesgo su vida, estimándose un tiempo de incapacidad laboral menor a 30 días.

Finalmente la jueza penal dio por anoticiado al imputado sobre los hechos que se investigan en su contra, al igual que su calificación legal provisoria; y por asegurada su defensa técnica. Disponiendo por último el plazo de Ley, seis meses, para concluir con la investigación.


COMENTARIOS