Trevelin

Redujeron al mínimo las castraciones gratuitas

Luego de la jornada en que se castraron 15 animales de compañía (85 menos que lo que se debería) los vecinos de Trevelin manifestaron un gran malestar frente a las declaraciones del responsable de la Dirección Municipal de Bromatología, Mario Jones.

COMPARTÍ ESTA NOTA

En un video publicado en la cuenta oficial del municipio, el funcionario expresó que la decisión de disminuir el número de castraciones se debe a las medidas sanitarias implementadas ante la pandemia por COVID-19, asume que en las campañas anteriores se castraban 100 animales por mes y dice que el servicio queda limitado sólo a personas de bajos recursos o casos excepcionales, que hay una lista extensa de personas que desean castrar a sus mascotas y, a la vez, adjudica la responsabilidad de la cantidad de perros sueltos en la calle a los propios vecinos.

Por su parte, el Grupo de Voluntarios por las Castraciones de Trevelin sostuvo que se debe seguir implementando el programa de control poblacional de canes y felinos como se venía ejecutando en la localidad hasta el mes de diciembre último. El mencionado programa trabaja bajo 6 consignas fundamentales: deben ser masivas, gratuitas, abarcativas, extendidas, sistemáticas y tempranas. 

El voluntariado también planteó su descontento por las declaraciones del funcionario cuando se refiere a la "irresponsabilidad de los vecinos" ya que si hay una extensa lista para castrar mascotas redunda en una responsabilidad adoptada por el propio vecino; es una contradicción. En cuanto a los argumentos de Jones para disminuir el número de castraciones, los voluntarios solicitaron que se mantenga en 100 los animales castrados mensualmente, haciéndolo de manera espaciada durante la semana, adoptando las medidas sanitarias correspondientes; también ofrecieron financiar la castración de 30 animales en el mes de mayo pero la propuesta fue rechazada por el funcionario.  

En otro orden, los voluntarios manifiestan la necesidad de recuperar la sala de castración municipal, un lugar acondicionado para tal fin con la colaboración de muchos vecinos que donaron diversos materiales. El director de Bromatología argumentó a través de un escrito remitido a los voluntarios que la decisión de realizar las castraciones en una veterinaria privada se debe a "un análisis conjunto entre el profesional (médico veterinario) y el Ejecutivo Municipal". 

Cabe destacar que en 6 meses (desde enero a junio de 2020) se castraron aproximadamente 50 animales en Trevelin, de los más de 500 que se debieron haber castrado entre perros y gatos. Es decir que hay más de 450 animales sin castrar, que se traduce en perras en celo, más pariciones, más riesgos de mordeduras, accidentes, enfermedades zoonóticas (como hidatidosis o rabia), ataques a ganado, etc.  El grupo de voluntarios enfatizó que simultáneamente se debe "castrar y educar; educar y castrar", que las campañas de castraciones deben ser abordadas como una cuestión de salud pública, que la situación es preocupante ya que cada día se detectan nacimientos de perros en estado de calle en los barrios periféricos de la localidad y que reciben el reclamo de vecinos que solicitan turnos en el teléfono difundido por el área de Bromatología para castrar a sus mascotas sin encontrar una respuesta positiva a su necesidad.