Judiciales

Prorrogan prisión preventiva a imputados por robo a turistas italiano

Fue en el marco de dos audiencias que se realizaron en la provincia de Chubut.  La Jueza Révori hizo lugar al pedido de la fiscal María Bottini.    

Audiencia Virtual.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Se realizaron dos audiencias por sistema de video conferencia para tratar la continuidad de la presión preventiva de los imputados. En la primera la defensa consintió la continuidad de la prisión preventiva hasta contar con un informe del Cuerpo Médico Forense y un informe social, con los que pretenderá requerir la morigeración de la medida. En horas de la tarde, Fiscalía pidió la continuidad de la prisión preventiva del chofer imputado, con la oposición de la defensa, la juez Fernanda Révori hizo lugar al pedido de la fiscal María Bottini y la funcionaria Ruth Monge, renovando la prisión preventiva hasta la audiencia preliminar.

El mismo equipo fiscal participó de ambas audiencias realizadas por el sistema de audiencias con asistencia remota. En la primera no hubo discusión sobre la medida, acordándose que la defensa consiente su continuidad hasta contar con elementos que le permitan aportar elementos que hasta el momento no se hubieran considerado, como lo es la salud del imputado y las características del domicilio en el que residiría durante el proceso.

 

La situación del chofer que fue imputado como partícipe necesario en el robo, fue discutida en una extensa audiencia que se prolongó por casi tres horas, interrumpidas por un cuarto intermedio en el que la juez Fernanda Révori analizó los planteos de la Fiscalía y de las abogadas de confianza del imputado. Bottini y Monge repasaron las evidencias que vinculan a Córdoba al robo de los turistas italianos, repasaron los elementos que llevan a la Fiscalía a considerar el riesgo de fuga y el de entorpecimiento de la investigación. Entre numerosas consideraciones, Bottini planteó que no puede disponerse una medida que dependa de la predisposición del imputado ya que con su participación en el hecho falló a la confianza, no solo del grupo de turistas que transportaba, sino también de su propio empleador. Las acusadoras pidieron que la medida continúe hasta la audiencia preliminar.

 

Las abogadas Mercedes Alberdi Torrejón y Laura Campo Fierro se opusieron a la continuidad de la prisión preventiva argumentando que con el paso del tiempo mermaron los peligros procesales. Las defensoras procuraron justificar la necesidad de otorgarle la libertad para que pueda asistir a sus padres que pertenecen a grupos de riesgo ya que tienen problemas de salud. Añadieron que el imputado les ayudaba económicamente y que podría volver a hacerlo pues tiene una oferta laboral para cuando salga de la comisaría. Añadieron además que no hay evidencias de riesgo de fuga ni de entorpecimiento de la investigación.