Rawson

Las propiedades de “Chito” Alarcón fueron valuadas en $53 millones

Un tasador inmobiliario fue el encargado de tasar, a pedido de los fiscales. Son cuatro terrenos, un edificio y una casa. Además declararon otros testigos.

Hoy fue la audiencia del juicio oral y público.
COMPARTÍ ESTA NOTA

En la audiencia del juicio oral y público contra Oscar "Chito" Alarcón, un tasador inmobiliario evaluó que el valor de cada una de las propiedades, a precio actualizado, suman un total de casi 53 millones de pesos.

Se trata de  Walter Kobak, quien fue convocado por los fiscales para tasar las propiedades de Alarcón, es decir  los cuatro terrenos de Playa Unión, el edificio de calle Gregorio Mayo y la casa de la calle Mendoza, estos últimos ubicados en Rawson.

El tasador inmobiliario dijo que "el valor de cada una de las propiedades a precio actualizado suma un total de casi 53 millones de pesos".

También en carácter de testigo declaró el contador José Velázquez que realizó las periciascontables respecto de "los ingresos" del imputado, que a criterio de los investigadores "resultaron insuficientes" para la adquisición de los terrenos en Playa Unión y el edificio a estrenar que compró en la ciudad de Rawson.

A pedido de los fiscales Alex Williams y Omar Rodríguez, realizó un informe contable sobre los ingresos y egresos económicos de Alarcón. Se basó en información bancarizada y dio cuenta detallada de los rubros de gastos que tuvo en cuenta para su informe. Concluyó que con sus ingresos, Alarcón no pudo haber adquirido los terrenos en Playa Unión y el edificio de la calle Gregorio Mayo.

Asimismo durante la audiencia se hizo referencia a los ingresos  de la pareja de Alarcón, Carmela Mirenda, que también eran insuficientes para afrontar los gastos de las propiedades adquiridas por Alarcón. “Si analizamos su patrimonio es una persona endeudada”, dijo el contador sobre el patrimonio de Mirenda. Velázquez se basó en declaraciones juradas elaboradas por la AFIP y que fueron aportadas a la investigación por la defensa de Alarcón, el abogado Fabián Gabalachis. 

TESTIGOS DE LA CAUSA

Dando inicio a los testigos el primero en declarar fue Gregorio Quevedo mediante el sistema de video llamada desde la localidad de Camarones. Se trata de un albañil que fue contratado para realizar trabajos en una de las casas adquirida por Alarcón, en la calle Mendoza del barrio Gregorio Mayo de la ciudad de Rawson. Afirmó haber visto en el lugar al imputado durante los seis meses que trabajó en la obra y que cobró regularmente, aunque sin facturas ni recibos.

También declaró la empleada pública Patricia López que trabaja en el área de sueldos de la Provincia del Chubut.  Dio cuenta de los sueldos que cobró Alarcón entre los años 2004 y el año 2018, con una interrupción entre los años 2011 y 2015. Dijo que el sueldo último que percibió Alarcón fue de 25.714 pesos sobre fines del año 2018.

Otro de los testigos que declaró fue Patricio Lauken, un albañil que trabajó en la calle Mendoza de Rawson, otra de las propiedades adquiridas por Alarcón, donde realizó tareas en el año 2017.  Andrés Bel es amigo de Alarcón, trabaja en Obras Públicas de la Provincia y era intermediarioen el pago que Alarcón y su pareja, realizaban a los albañiles por la construcción de esa casa. Dijo que los pagos eran semanales durante tres meses.

Desde España y por el sistema de video llamada declaró Antonio Zorrilla, propietario de una inmobiliaria de Rawson a la que Alarcón y su pareja Carmela Mirenda, le alquilan un departamento en Playa Unión por un costo mensual de casi 15 mil pesos.