Rawson

La fiscalía pidió dos años de prisión para Hompanera y Morales

El veredicto, de la causa que investiga a los dirigentes gremiales de ATE por las presuntas amenazas a Andrés Meiszner, se conocerá el viernes.

COMPARTÍ ESTA NOTA

“Si desconoces al gremio te voy a cagar a tiros”, le dijo Morales. “Sabes quién soy, te voy a matar”, le dijo Hompanera. Las expresiones corresponden a la fiscal general Florencia Gómez durante su alegato final en el juicio oral y público contra ambos dirigentes gremiales de ATE por las presuntas amenazas a Andrés Meiszner, cuando cumplía las funciones de Secretario de Trabajo de la Provincia.

La acusadora pidió para Carlos Morales y Edgardo Hompanera, la pena de dos años de prisión y la prohibición de acercarse al domicilio de Andrés Meiszner. El defensor Sergio Miranda pidió la absolución para sus clientes por considerar que no se pudieron acreditar las amenazas contra el funcionario.

El veredicto de culpabilidad o inocencia se conocerá el próximo viernes a las 9.30 de la mañana. “El pueblo quiere saber de qué se trata”, graficó el juez Marcelo Nieto Di Biase para justificar la importancia de su decisión, debido a la trascendencia de los hechos tratados en el juicio. De esta manera justificó la  necesidad de hacerlo conocer en una audiencia pública y no por una notificación por internet, como lo pretendía el defensor Miranda.  

Para la representante del Ministerio Público Fiscal “están acreditados los hechos tanto por lo que dijeron los testigos y también por lo que mostraron los videos. Buscaban violentar a Meiszner para que cambie un dictamen. “La coacción se produce por la mera amenaza. Y esto existió porque fue en forma violenta ya que ni siquiera el funcionario pudo realizar una llamada. Está claro además por los videos que Hompanera y Morales conducían el grupo”.

Agregó que “tres testimonios fueron claves además de dos videos. El testimonio de Meiszner fue claro y detallado y coincide por los dichos de Sergio De Sicco y la testigo Mirta Antonena. Nunca pidieron audiencia o algún tipo de entrevista, y el funcionario se sintió intimidado”.

Manifestó que “el testimonio de De Sicco fue claro al momento de describir el lugar y el contenido de las amenazas que nunca cesaron y que duraron cuarenta minutos. No hay contradicciones de sus dichos con lo que se observó en los videos. También Antonena fue clara y coherente”, destacó.

 Consideró que “la defensa no pudo desvirtuar lo dicho por la Fiscalía. Aunque los videos aportados por la defensa fueron editados, demuestra que entraron por la fuerza y que la actitud de los imputados fue amenazante y prepotente. Se ven a Meiszner y De Sicco acorralados contra la pared y sin poder salir, ante la negativa expresa de ambos imputados. Eran más de treinta los manifestantes, todos pertenecientes al gremio de ATE”.

El alegato del defensor de los imputados

“Varios testigos en este juicio demostraron que no está acreditado que el ingreso fuera violento. Si son creíbles los cuatro testigos que mencionó la fiscalía porque estuvieron en el lugar, también deben ser tenidos en cuenta los testigos presentes en los hechos y que fueron aportados por esta defensa”, dijo Miranda

Agregó que “al mostrar los videos intentamos demostrar la verdad de los hechos ocurridos esa mañana. En todo caso fue una bravata que no tiene la entidad suficiente para ser considerada un agravio tan grande ni ser considerado como un hecho violento”.

Manifestó también que “operaría el principio de “insignificancia”, en alusión a un principio del código penal que indica que lo ocurrido no merece una pena. “Por lo tanto no hubo coacción. Los acusadores no pudieron romper la garantía constitucional de presunción de inocencia, por lo tanto pido la absolución”, concluyó el defensor.

Temas