Trelew

Juicio oral y público por el homicidio de José Luis Martínez

El pasado miércoles comenzó el juicio por el homicidio de José Luis Martínez acontecido el pasado  12 de agosto de 2012, que tiene como imputado a  Daniel “Oso” Jaramillo. Cabe recordar que el imputado se mantuvo prófugo de la Justicia por 7 años, hasta que fue detenido en el marco de un allanamiento por otra causa, en la ciudad de Trelew.

Foto web ilustrativa.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Luego se le formalizó el presente hecho y asimismo se efectuaron distintas audiencias, de revisión de la preventiva y la preliminar, anterior al debate oral y público.

En la presentación del caso el fiscal Cabral sostuvo que “va a probar a lo largo del debate el ilícito acontecido el pasado 12 de agosto de 2.012, siendo aproximadamente las 06:00 hs., cuando en circunstancias en las que José Luis Martínez circulaba a bordo de su vehículo Renault 19 junto a su hijo Gustavo Martínez, quien se encontraba sentado en el asiento delantero del acompañante, y tres testigos amigos de éste último, sentados en la parte de atrás, fueron interceptados sobre Avenida Rivadavia cuando circulaban en dirección este/oeste pasando la intersección por calle Los Robles por otro vehículo marca Toyota, modelo Corolla de color blanco, rodado desde el cual el conductor, Daniel Ariel Jaramillo. Éste le efectuó al menos un disparo con un arma de fuego, calibre 9 mm., provocándole lesiones a Gabriel Martínez en la zona abdominal, y la rotura del vidrio del acompañante del rodado. Ante esta circunstancia José Luís Martínez siguió al conductor del rodado Toyota Corolla por avenida Rivadavia hasta pasar calle Martín Fierro y colisionarlo en su parte trasera,  provocando de este modo que el Toyota perdiera su paragolpes trasero, el cual quedó tirado en la calle, y Jaramillo el control del rodado, frenando a la altura 2.900, como así también José Luis Martínez, quien perdió el control del rodado R 19 e impactó contra una palma de luz a la altura 3.119, quedando detenidos en el lugar.

Inmediatamente, José Luís Martínez, descendió del rodado y se dirigió hacia atrás, lugar donde se encontraba el rodado Toyota conducido por Daniel “Oso” Jaramillo, quien desde el interior del rodado y con claras intenciones de dar muerte efectuó un disparo de arma de fuego contra la humanidad de José Luís Martínez, el cual ingresó en la región del tórax (parte izquierda) lesionando arteria aorta y salió en la región lumbar derecha, de adelante hacia atrás y de arriba hacia abajo, provocando el deceso del nombrado minutos más tarde en el Hospital Regional por ‘paro cardio-respiratorio traumático provocado por un shock hemorrágico’”. Calificándose el mismo como “homicidio simple” en calidad de autor para Jaramillo.

En contraposición la defensa postuló en su alegato inicial la "teoría del caso negativa”, que la fiscalía no va a poder destruir el estrado de inocencia de su pupilo a lo largo del debate. La evidencia no va a alcanzar para destruir el estado de inocencia y la duda será insuperable.

El pasado miércoles depusieron ante el tribunal y las partes seis testigos; en tanto que hoy jueves se escuchó la palabra de otros testigos. Destacándose entre ellos el del Oficial de Servicio al momento del hecho en la Seccional 4ta., quién recordó que recibe aviso radial de una persona herida y llega al lugar del hecho. Cuando llega había una persona tirada, de espalda al piso, que “le estaban haciendo RCP”. Luego llama a la ambulancia y decide trasladar al herido hasta el Hospital donde un profesional lo informa de su deceso. Seguidamente informa al celular de guardia de fiscalía y retorna al lugar del hecho. Allí ya estaban interviniendo Criminalística la Brigada de Investigaciones y la guardia de fiscalía. Luego se entrevista con vecinos y realiza las diligencias de rigor. Describe el auxiliar de la justicia que se secuestraron dos paragolpes en el lugar, con sus respectivas chapas patentes.

El debate fue presidido (en forma remota por videoconferencia) por Mariel Suárez, y el tribunal integrado por Alejandro Soñis y Miguel Caviglia, jueces penales; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Adrián Cabral, fiscal general; en tanto que la defensa de Jaramillo fue ejercida por María de los Ángeles Garro, defensora pública.