Justicia

Empezó el juicio por el femicidio de Lorena Piedras en Sarmiento

La fiscalía planteó la acusación contra Samuel Alberto Alcalá, quien al momento del hecho era pareja de víctima. Declararon los primeros testigos

COMPARTÍ ESTA NOTA

Se inició esta mañana en la sede de la Oficina Judicial de Sarmiento el juicio oral y público por el femicidio de Lorena Piedras, asesinada el 10 de mayo de 2019, en una causa donde el único imputado es Samuel Alberto Alcalá, quien era pareja de la víctima al momento del hecho. 

Al sujeto también se le imputa una tentativa de homicidio contra la hija de la mujer fallecida.

El tribunal integrado por los jueces Alejandro Rosales y Camilo Daniel Pérez, ambos de la circunscripción judicial de Sarmiento, a los que se suma el Dr. Gustavo Castro de la crcunscripción de Trelew, tiene a su cargo el debate y durante la primera jornada los magistrados escucharon la acusación formulada por la fiscalía y los primeros testigos.

La Dra. Andrea Vázquez, fiscal jefe, relató los hechos que se le imputan a Alcalá, un hombre oriundo de Corrientes que se mantenía una relación de pareja de aproximadamente 7 años con la mujer asesinada y convivían en un departamento del barrio Parque Patagonia de Sarmiento, junto con dos hijas, una de las cuales también fue atacada por el imputado.

En su acusación, la fiscal relató que el día 10 de mayo de 2019 Samuel Alcalá se encontraba junto a su pareja y la hija adolescente de la mujer en el departamento que ocupaban, cuando a raíz de una discusión, el hombre atacó a la menor de edad con un palo, ocasionándole una lesión en el rostro. Mientras la chica se guarecía en un baño, Lorena Piedras salió en defensa de su hija y fue allí donde Alcalá utilizando un arma blanca, apuñaló a la mujer.

De acuerdo a la acusación, la víctima recibió 17 puñaladas en el cuerpo, la mayoría en la espalda, mientras que el resto fueron entre el cuello y el mentón, provocándole lesiones de tal gravedad que determinaron su muerte. Tras culminar la agresión a la mujer, Alcalá también atacó a su hijastra con un cuchillo, provocándole una lesión en la espalda, pero la menor logró escapar del departamento y pedir auxilio.

La imputación contra Alcalá es como autor del delito de homicidio doblemente agravado por el vínculo y por haber sido realizado por un hombre hacia una mujer habiendo violencia de género (femicidio), y en concurso real con tentativa de homicidio agravado por haber sido realizado por un hombre hacia una mujer habiendo violencia de género.


Primeros testigos

Los defensores públicos que representan a Alcalá adelantaron que no cuestionarán la participación del acusado en los hechos, pero si centrarán su estrategia en cuestionar la calificación legal que planteó la fiscalía para el caso.

Tras la lectura de las pruebas que se incorporan al expediente de manera convenida entre las partes, se inició la etapa de declaraciones testimoniales. Una pareja de vecinos que auxiliaron a la mejor herida que había logrado escapar del agresor, fueron los primeros en prestar declaración, dando cuenta no solo de lo ocurrido aquel día, sino de situaciones de violencia que habrían oído cuando vivían en una vivienda ubicada de manera lindante al lugar donde ocurrió el crimen.

También prestaron declaración policías que intervinieron en los minutos posteriores al hecho mientras realizaban un patrullaje preventivo en esa zona y acudieron en auxilio de la menor lesionada, y se interiorizaron de lo ocurrido por el testimonio de los vecinos que habían socorrido a la joven.