Salud

El Hospital Regional entregó equipamiento a trabajadoras comunitarias

A través de la Dirección Asociada del Área Externa, el Hospital Regional hizo entrega de equipamiento de protección a las 22 trabajadoras comunitarias de Comodoro Rivadavia. “Esto viene bárbaro, hace mucho tiempo que no se recibía este tipo de indumentaria”, explicó María Rosa Cerdá, supervisora zonal de los trabajadores en terreno, dependiente del Área Programática Sur.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El último viernes, 22 trabajadoras comunitarias de los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) recibieron por parte del Hospital Regional equipamiento de trabajo que les permitirá estar más protegidos al momento de realizar tareas en terreno.

La entrega se realizó en los centros de atención primaria de la Salud de los barrios San Cayetano y Standard, y estuvo a cargo de la odontóloga Carola Jérez, titular de la Dirección Asociada del Área Externa del Hospital Regional, quien gestionó las donaciones realizadas por empresas.

Las trabajadoras comunitarias recibieron capas de lluvia, ambos -tanto chaqueta como pantalón-, botas de goma, gorros, guantes y bufandas.

“Esta entrega la hicimos gracias a dos empresas: Petrominera que nos facilitó las capas de lluvia y las botas de goma, y Termap todos los ambos. El abrigo: gorros, guantes y bufandas, fueron donaciones de la gente a través de la página ‘Yo me sumo’”, explicó Jerez.

La directora del Área Externa del nosocomio valoró la entrega, ya que según explicó hace mucho tiempo las trabajadoras no recibían equipamiento. “Yo entré por concurso en 2011 y desde que entré no solo a las trabajadoras comunitarias sino a todos nos han tomado los talles, pero desde que yo estoy es la primera vez que se entrega equipamiento”, indicó.

LOS TRABAJADORES EN TERRENO AGRADECIDOS.

María Rosa Cerdá, supervisora zonal de los trabajadores en terreno, dependiente del Área Programática Sur, en tanto, manifestó su agradecimiento por la entrega de equipamiento. “Esto viene bárbaro, hace mucho tiempo que no se recibía este tipo de indumentaria. Si bien todos los años se les pide el talle, el número de calzado, en realidad nunca se llega a nada concreto. Así que estamos agradecidos con Carola porque hacía mucha falta el equipamiento. Yo creo que la última vez que recibimos fue hace cinco años atrás o seis”.

Por su parte, María Florencia Soto, supervisora intermedia de trabajadoras comunitarias, aseguró que “fue una gran sorpresa. Hace 11 años que estoy trabajando y una sola vez, como 8 años atrás, nos entregaron equipamiento. Así que estamos sorprendidos, emocionados y más en este momento de crisis que estamos viviendo porque nuestro trabajo se basa en el terreno; somos el nexo entre las familias y el centro de salud, hacemos prevención y promoción de la salud”.

En el marco de la emergencia por Covid – 19, las trabajadoras en terreno de los CAPS estuvieron abocadas a la búsqueda activa de posibles casos positivos de coronavirus, y en la actualidad están trabajando en la búsqueda de contactos estrechos. A esta tarea se suma el seguimiento a embarazadas y pacientes crónicos, un trabajo que se realiza en terreno y en contacto con los vecinos de cada sector.   


COMENTARIOS