Trelew

Donaron al Municipio más de cien protectores faciales

Se trata de un grupo de alrededor de 20 "Makers" que crearon las máscaras en base a una donación previa de insumos para su confección realizada por concejales de Chubut al Frente.

Donaron al Municipio más de cien protectores faciales
COMPARTÍ ESTA NOTA

Este sábado, en el Salón Histórico de la Municipalidad de Trelew, el Intendente Adrián Maderna recibió la donación de 125 máscaras de protección facial para personal municipal, por parte de un grupo de “makers” solidarios, que se reunieron para tal fin.

La donación de máscaras para protección facial será destinada a personal de Tránsito, Guardia Urbana, Defensa Civil, Transporte, y todos aquellos que están en contacto social con vecinos en la vía pública. El filamento, el acetato y las bandas elásticas corresponden a una donación previa que hicieron hacia fines de marzo los concejales del bloque Chubut al Frente. De allí se confeccionaron 400 máscaras, 125 fueron donadas a trabajadores del municipio, el resto a personal del Hospital Zonal de Trelew.

Gabriel Paredes, uno de los responsables de esta donación de máscaras para protección facial, en este contexto de emergencia sanitaria, dijo que “fueron aproximadamente 125 máscaras que se pudieron elaborar con ‘makers’ de la zona. Tuvimos la posibilidad de tener esta experiencia de poder confeccionarlas en un tiempo de unos 5 o 6 días. Muchos de los chicos aportaron también de su material, su tiempo, de su maquinaria, para poder confeccionarlas. Hoy tenemos esta hermosa oportunidad de hacer esta entrega a la comunidad, al personal público, que tanto lo necesita”.

Recordemos que había sido, en primera instancia, una donación de filamentos de parte de concejales de Trelew. “Gracias a esta donación de materia prima que tanto estamos buscando pudimos hacer la confección de máscaras también para personal del Hospital. Lo que se necesita es filamento, acetato y bandas elásticas, que son tres de los materiales más importantes”, puntualizó Paredes. 

Asimismo, quien fue uno de los creadores de las máscaras, remarcó que “son personales y tienen que ser debidamente desinfectadas, preferentemente con el preparado de alcohol y agua -con la proporción 70-30-, donde se rocía con un vaporizador sobre el acetato y toda la superficie, se deja orear, y se lo frota con un paño para después volver a utilizarlo”.