ATE

Biss medió ante un requerimiento de municipales para resolver un incipiente conflicto

Ante un requerimiento laboral de los municipales aglutinados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), el intendente de Rawson, Damián Biss, diálogo con los manifestantes –que cumplían una medida de fuerza decretada por 48 horas-, para resolver un incipiente conflicto, frente al edificio del municipio capitalino.

Biss con los trabajadores.
COMPARTÍ ESTA NOTA

“Nuestra prioridad es ponernos al día con los sueldos”, aseguró el intendente rawsense, ante la solicitud de los trabajadores agremiados a ATE. El municipio y los representantes gremiales –que por voluntad asamblearia designaron voceros-, resolvieron conformar una mesa de negociaciones para abordar las distintas peticiones laborales.

Avanzada la mañana, y ante la posibilidad de la quema de cubiertas por parte del sindicato, el intendente Biss, junto al secretario de Gobierno y Coordinación de Gabinete, Carlos Gazzera-, se acercaron a conversar con los manifestantes para encontrar soluciones inmediatas, sin asumir compromisos imposibles, pero atento a las necesidades de los trabajadores.

El intendente explicó a los municipales que “desde que comenzamos la gestión, todo lo logrado lo hicimos con ingresos propios del municipio. Terminamos de pagar octubre, pagamos aguinaldo, y hoy depositamos noviembre” para que los empleados accedan a sus haberes este miércoles 8 de enero. “Pagamos más de 60 millones de pesos en 27 días de Gobierno”, subrayó Biss.

“Entiendo y acepto el reclamo, pero pido por favor ante la presencia de cubiertas, no es necesaria la quema. Tampoco me estoy negando al diálogo”, esgrimió el mandatario capitalino. “Les pido que no corten la calle, porque la gente no va a poder pagar los impuestos, y menos vamos a poder recaudar”, señaló.

En esta línea, Biss argumentó que “es nuestra intención, antes que culmine enero, equilibrar los sueldos. Estamos trabajando para hacerlo, tenemos voluntad, y hacemos lo que está a nuestro alcance”.

Ante la impaciencia de los trabajadores, que permanentemente interrogaron sobre la fecha de pagos de sueldos, el intendente expresó que “asumimos en un municipio complicado financieramente, no somos una isla”, en virtud de que Provincia y otros gobiernos municipales están atravesados por la crisis. “Pasaron apenas unos días de la asunción”, por eso “necesitamos tiempo para corregir y ordenar”.

El valor del empleado

“Estamos acompañando al empleado en todo lo que podemos, y haciendo los mayores esfuerzos posible para recaudar”, indicó el mandatario, al agradecer la disposición del personal municipal porque “todo lo que hicimos fue por el compromiso de ustedes, a pesar de que estamos atrasados en el pago de los haberes”. 

En este contexto, puntualizó que “estamos pagando a 1500 personas, aproximadamente. Con esa cantidad, a este municipio lo damos vuelta en 3 meses, pero está trabajando la mitad, o quizás menos. Y eso atenta contra los que están trabajando”.

 

La palabra empeñada

En su intervención, el secretario de Gobierno expuso que “apostamos a que la palabra gane valor, es decir, no nos vamos a comprometer cuando no podemos. Recién asumimos, y por suerte el vecino nos está acompañando. Destacamos además el trabajo permanente de los municipales, porque la mayoría está trabajando. Otros no, y también lo sabemos, por eso debemos ser sinceros”.

Por parte del municipio, afirmó Gazzera, “no vamos a andar con mentiras, se lo garantizamos. Los vamos a recibir siempre en un ámbito de respeto”.

 

Negociación

Ante la ausencia de uno de los líderes de ATE, Luciano Bunge, que tampoco atendió los llamados del intendente Biss, los trabajadores resolvieron en asamblea conformar una mesa de negociación para monitorear el estado de situación del municipio. Serán reuniones periódicas para avanzar en temas específicos.


COMENTARIOS