Este lunes

Audiencia de alegatos en juicio por el homicidio de José Luis Martínez

En la mañana del presente lunes se concretó en los tribunales penales ordinarios la audiencia de alegatos finales de las partes en el juicio por el homicidio de José Luis Martínez, que tiene como imputado a Daniel “Oso” Jaramillo. El fiscal consideró que ha quedado probado a lo largo del debate la materialidad como la autoría del homicidio en cabeza del imputado y solicitó se lo declare penalmente responsable por ello. Por su parte la defensa requirió la absolución de Jaramillo por el beneficio de la duda.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El fiscal Adrián Cabral en su alegato consideró que ha quedado probado a lo largo del debate la materialidad como la autoría del hecho en cabeza de Jaramillo. El mismo acontece el pasado 12 de agosto de 2.012, siendo aproximadamente las 06:00 hs., cuando en circunstancias en las que José Luis Martínez circulaba a bordo de su vehículo Renault 19 junto a su hijo Gustavo Martínez, quien se encontraba sentado en el asiento delantero del acompañante, y tres testigos amigos de éste último, sentados en la parte de atrás, fueron interceptados sobre Avenida Rivadavia cuando circulaban en dirección este/oeste pasando la intersección por calle Los Robles por otro vehículo marca Toyota, modelo Corolla, de color blanco, rodado desde el cual el conductor, Daniel Ariel Jaramillo. Éste le efectuó al menos un disparo con un arma de fuego, calibre 9 mm., provocándole lesiones a Gabriel Martínez en la zona abdominal, y la rotura del vidrio del acompañante del rodado. Ante esta circunstancia José Luís Martínez siguió al conductor del rodado Toyota Corolla por avenida Rivadavia hasta pasar calle Martín Fierro y colisionarlo en su parte trasera,  provocando de este modo que el Toyota perdiera su paragolpes trasero, el cual quedó tirado en la calle, y Jaramillo el control del rodado, frenando a la altura 2.900, como así también José Luis Martínez, quien perdió el control del rodado R 19 e impactó contra una palma de luz a la altura 3.119, quedando detenidos en el lugar.

Inmediatamente, José Luís Martínez, descendió del rodado y se dirigió hacia atrás, lugar donde se encontraba el rodado Toyota conducido por Daniel “Oso” Jaramillo, quien desde el interior del rodado y con claras intenciones de dar muerte efectuó un disparo de arma de fuego contra la humanidad de José Luís Martínez, el cual ingresó en la región del tórax (parte izquierda) lesionando arteria aorta y salió en la región lumbar derecha, de adelante hacia atrás y de arriba hacia abajo, provocando el deceso del nombrado minutos más tarde en el Hospital Regional por ‘paro cardio-respiratorio traumático provocado por un shock hemorrágico, debido a la lesión de la aorta provocada por paso de proyectil de arma de fuego’”.

Entre la prueba enumerada por el fiscal Cabral se refirió al secuestro del Toyota blanco, sin su para-golpe trasero. Y que en su puerta izquierda se levantó hisopado de presuntas manchas hemáticas que luego al ser sometidas a análisis de ADN se determinó, en el CEMPAT, que la sangre hisopada pertenecía a la víctima, Martínez. La perito nos describe una mecánica del hecho exactamente a como lo describen los testigos del hecho. Es totalmente coincidente la prueba objetiva con lo que relataron los testigos en el juicio, afirmó el fiscal. No hay duda que el aquí imputado fue el autor de los disparos. Jaramillo estuvo prófugo 7 años, recién fue capturado a raíz de unos allanamientos que se llevaron a cabo en Trelew. El fiscal Cabral se refirió al conflicto previo al homicidio en el local bailable Gigante. Solicitando al tribunal lo declare a Jaramillo penalmente responsable del delito de homicidio, en calidad de autor.

Por su parte la defensora, María de los Ángeles Garro, sostuvo que la autoría del hecho se ha sostenido en base a los testimonios que la fiscalía pudo traer a juicio. Proponiendo al tribunal un análisis de los testimonios y entendiendo que “los mismos no resultan coherentes, para desvirtuar el estado de inocencia que goza el imputado”. Las conclusiones a las que arriba la defensa luego de escuchar a los testigos, es que hubo un conflicto previo en Gigante, que a esa persona la sacan del lugar. Luego a las 6.00 se retiran del boliche, un auto blanco se pone a la par, tiran un tiro, luego el padre de Martínez lo sigue, chocan y luego se baja y le pegan un disparo. “No hay certeza de la autoría”, concluyó la defensora. “Los indicios con que cuenta la fiscalía no son unívocos y no alcanzan a derribar el estado de inocencia de mi asistido” aseguró la defensora. Reclamando por todo ello “la absolución” de Jaramillo ya que “no se encuentra acreditada la autoría con la certeza que se requiere en esta instancia”. No se alcanza a derribar el estado de inocencia y la duda impera y beneficia al imputado, cocluyó.

Finalmente el tribunal integrado por Mariel Suárez, Alejandro Soñis y Miguel Caviglia en forma remota, pasó a deliberar y el próximo viernes 7 de agosto, a las 8.30 hs. dará a conocer su veredicto de responsabilidad penal.


COMENTARIOS