El Rasputín del gobierno

Con la provincia en llamas, en el gabinete de Arcioni arde la interna

Grigori Yefimovich Rasputin fue un místico ruso con una gran influencia en los últimos días de la dinastía Romanov. Muy conocido por las intrigas y conspiraciones y los asesoramientos que brindaba y que posteriormente concluyeron en la caída del último zar de Rusia.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Por si algo le faltaba al gobierno de Mariano Arcioni, gobernador de Chubut y no de Rio Negro, además de afrontar un paro total de estatales por la vuelta del pago escalonado, también las intrigas “palaciegas”  devoraron al ministro de economía Luis Tarrio que duro solamente un mes y medio en el cargo.

“Yo no voy a trabajar con hdp’s” le habría dicho Tarrio a Arcioni, le dejo la renuncia y se fue dando un portazo. Al parecer el causante de esta situación fue el actual ministro coordinador de gabinete Federico Massoni, quien al ver que concentra todo el poder en el gabinete, después del gobernador, hace y deshace al interior del gobierno chubutense.

La crisis es económica en Chubut, pero mucho mas fuerte es la crisis política y de falta de conducción política. Los aliados de Arcioni hoy están lejos y uno de ellos, Ricardo Sastre el vicegobernador electo, se dedica por Twitter a decir que a Tarrio “lo operaron mientras estaba en Buenos Aires”. El apuntado en la operación es Massoni, quien no goza de la simpatía de los aliados políticos que llevaron a la reelección a Arcioni. Es mas, se tomo el atrevimiento el lunes pasado de decir que se descontaran los días a los estatales que paren luego de anunciar que el gobierno pagara los sueldos fuera de término y de manera escalonada. Más nafta al fuego y nada de pericia y muñeca para saber sobrellevar un clima de tanta tensión y crispación.

Mientras la oposición conspira para voltear al gobernador, puertas adentro, Masoni se dedica a imponer ideas que rompen el clima del gabinete y a erosionar la confianza de los ministros que intentan buscarle una salida a la actual crisis. Con un Arcioni “perdido” y tratando de encontrar una salida, el súper ministro, comanda una crisis en la que hasta ahora aporto intrigas, falta de manejo político e impericia. Por eso sus intrigas palaciegas no contribuyen en nada a la actual crisis mientras la plata no aparece y Chubut esta y seguirá paralizado durante toda la semana, más allá de las elecciones.

TAGS

COMENTARIOS