Quilmes

Un policía baleó a un ladrón de 13 años que quiso robarle

El delincuente adolescente recibió dos tiros en el pecho en un tiroteo con el policía. Su hermano, de 16 años, le confesó todo a sus padres..

COMPARTÍ ESTA NOTA

Un oficial de la Policía de la Ciudad hirió de gravedad hoy a un presunto delincuente de 13 años al que le efectuó dos disparos en el pecho, al resistirse a un robo en la localidad bonaerense de Bernal, y, si bien en principio fue aprehendido, luego fue liberado porque los investigadores entienden que actuó en legítima defensa, informaron fuentes judiciales. El hecho ocurrió alrededor de la 1 de la madrugada en la esquina de Bouchard y Monteagudo, en dicha localidad del partido de Quilmes, en el sur del conurbano.

En ese lugar se encontraba a bordo de su auto un oficial de la Policía de la Ciudad junto a su pareja, cuando fueron sorprendidos por dos asaltantes armados con fines de robo. Ante esa situación el policía se identificó como tal, tras lo cual uno de los ladrones le disparó y el efectivo repelió la agresión, hiriendo a uno de ellos, mientras que el cómplice huyó a la carrera.

Minutos después la Policía tomó conocimiento del ingreso de un adolescente de 13 años a un hospital de la zona, con dos heridas de bala en el pecho, por lo que tomó intervención en la causa el fiscal Jorge Saizar, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 del Departamento Judicial de Quilmes.

En simultáneo, el policía porteño se dirigió a la sede de la Departamental de Quilmes para relatar el robo que había sufrido y advertir que uno de los delincuentes podría estar herido, informaron fuentes judiciales. Por este motivo, el fiscal Saizar vinculó el relato del efectivo con el menor de edad baleado y dispuso la aprehensión del oficial por el delito de “lesiones gravísimas” y el secuestro de su arma reglamentaria.

El menor de 13 años luego fue derivado al hospital El Cruce de Florencio Varela, debido a su alta complejidad pediátrica, donde anoche permanecía internado en grave estado por dos heridas de arma de fuego con orificio de entrada y salida en el tórax, y que perforaron sus pulmones.

En tanto, ayer por la tarde se presentó el padre del adolescente herido en una comisaría de Quilmes para entregar un arma de fuego, propiedad del hermano de 16 años. “Estaba robando conmigo”, le confesó el chico a sus padres respecto de su hermano, al contarle que había sido herido durante el robo.

El fiscal Saizar le tomó declaración informativa al policía y decidió su liberación, al entender al momento que actuó en legítima defensa. Sin embargo, el fiscal espera que sean peritadas las armas secuestradas, el relevamiento de cámaras de seguridad ubicadas en la zona del hecho y la búsqueda de testigos para avanzar en la causa. (LM Neuquén)

COMENTÁ