Alicia fijó postura frente a los escraches a funcionarios

17/04/201715:50

A través de las redes sociales la Gobernadora expuso que la violencia, el insulto y la agresión son actos de intolerancia. Lanzó "construir aún en disenso es el desafío". Vale recordar que en mayo de 2007 en su época como funcionaria nacional fue escrachada en pleno centro riogalleguense.

REDES

La primera mandataria provincial hizo uso de sus redes sociales para hablar sobre los escraches que tuvieron lugar estos últimos días, y al respecto indicó que "ante los últimos hechos de agresión programados, por gente de nuestra comunidad a distintas personas del ámbito público provincial y nacional, quiero manifestar mi rechazo", indicando que "este tipo de prácticas que tienden a ser naturalizadas no ayudan a crecer y nada enseñan a nuestros niños, niñas y jóvenes".

No es dato menor recordar que la propia Alicia Kirchner vivió en primera persona lo que es padecer un escrache: en mayo de 2007 cuando era Ministra de Desarrollo Social de la Nación y arribó a la capital santacruceña para ser parte del acto de designación de Daniel Peralta como gobernador de Santa Cruz  un grupo de manifestantes le arrojó huevos y harina.

En su Facebook expuso "este rechazo lo extiendo a cualquier grupo que lo utiliza sea político, de sectores oficialistas, de la oposición o autoconvocados. Para algunos es más fácil agredir que defender los derechos con propuestas". Y continuó diciendo: "Las protestas son válidas si sirven para garantizar derechos, pero la violencia, el insulto, la agresión, persecución, son actos de intolerancia. Destruir es fácil, construir en democracia, aún en disenso es el desafío".